VIDEO: Entraron a robar a un supermercado y su dueño MATÓ a un LADRÓN

El propietario del comercio quedó en libertad. Uno de los asaltantes murió y el otro fue herido.

La secuencia quedó registrada por las cámaras de seguridad del supermercado chino y las imágenes son impactantes. Dos ladrones entraron al negocio, ubicado en la localidad bonaerense de Wilde (Avellaneda), justo cuando también lo hicieron otros clientes.

Mientras metían lo robado en mochilas, el dueño del local reaccionó a los tiros. Dos de los delincuentes escaparon en el Peugeot 308 que habían estacionado en la puerta. Pero no llegaron muy lejos: uno terminó muerto y el otro herido.

El hecho se produjo el sábado 1° de diciembre, pasadas las 21, en Coronel Lynch al 900, en el límite entre Wilde y Bernal Oeste (Quilmes), jurisdicción de la comisaría 5° de Avellaneda.

El dueño del comercio, “Súper Ciudad”, tomó una pistola Taurus, calibre 9 milímetros, de la cual es legítimo usuario, y puso en fuga a los delincuentes. Les disparó incluso en la puerta, cuando se subieron al coche para huir.

Según fuentes policiales, el Peugeot 308 gris fue localizado poco más tarde en el partido de Quilmes. Cerca hallaron una mochila con un revólver calibre 22 largo, con tres proyectiles intactos, sin marca ni numeración visible.

Uno de los ladrones que había sido herido, identificado por la Policía como Joaquín Cáceres, de 30 años y domiciliado en Quilmes, fue abandonado en la puerta del hospital Isidoro Iriarte con tres impactos de bala (dos en el abdomen y uno en el brazo derecho). Los médicos no pudieron reanimarlo.

Un comerciante chino reaccionó a los tiros contra ladrones que entraron a robar a su negocio, en Wilde (Avellaneda).

Otro asaltante, Alan Osuna (27), de Florencio Varela, fue atrapado en una casa de la avenida Mosconi al 2400. Había escapado por los techos de las propiedades del barrio hasta que cayó malherido, de un disparo en el estómago que le había pegado el comerciante chino Li Xiaomin. Fue internado y quedó detenido.

El caso es investigado por el fiscal N° 1 de Avellaneda José Hernández. El dueño del negocio fue detenido pero recuperó la libertad al día siguiente por considerarse que actuó “en legítima defensa“.

Fuente: Clarín

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir