ENORME TRISTEZA: Falleció el niño de 13 años que esperaba un trasplante de corazón

Falleció Nicolás Altamirano, el niño de 13 años que hacía dos meses se encontraba internado a la espera de un trasplante de corazón. Tras la pérdida, su familia renovó el pedido de favor de la donación de órganos.

Falleció en la tarde de este miércoles, Nicolás Altamirano, el niño de 13 años que hacía dos meses se encontraba internado en el hospital Garrahan de Buenos Aires a la espera de un trasplante de corazón.

Nicolás tiene 13 años de edad, era oriundo de la localidad santafesina de Sauce Viejo pero entrerriano por adopción ya que sus tíos y abuelos maternos viven en Paraná desde hace varios años.

Desde hacía dos meses que el niño estaba conectado a una máquina en el hospital Garrahan de Buenos Aires, y se econtraba primero en la lista del Incucai de emergencia nacional. Debido a la gravedad de su estado que se fue complicando en los últimos días, y pese al esfuerzo de los médicos y la «garra» que él puso en estos meses para aferrarse a la vida, lamentablemente, falleció en horas de la tarde de este miércoles.

Tras la pérdida su familia renovó el pedido de favor de la donación de órganos.

«No difundamos dolor -si acompañemos- pero no quiero que pongan nada, sino al contrario, les pido que difundan cuando hacemos un pedido, todos cada uno de ustedes, difundamos esperanza y vida; estos niños y adultos necesitan eso, necesitan guerreros. Si, ustedes conviértanse en guerreros de la vida y de la luz… pónganse la armadura para que ganemos esta batalla -porque esto no es una derrota- el luchó para ganar y así fue que ganó ?si, así es- por él levantemos nuestra lucha aún más fuerte, porque eso él quiere desde el cielo», fue el mensaje que fue difundido a través de las redes sociales.

Y continúa: «Hoy se nos fue un niño, desde acá siempre hacemos todo los que podemos para que día a día más gente entienda lo importante que es donar los órganos y creo que esto lo dice todo. Vos sabes que tu lucha ha ayudado a otros niños y adultos porque se ha difundido mucho en estos días y mucha gente de seguro ha comprendido que hay que donar porque sin donantes no hay trasplantes, por eso te mando un beso enorme al cielo y a tu familia que esta lucha no fue en vano, que ha dado la oportunidad de que quizás en el futuro más gente entienda y podamos algún día lograr que la Argentina sea un país donante- un país solidario de verdad- porque la única manera de demostrarlo es cambiando no superficialmente sino por dentro- porque son nuestros actos los que nos identifican e identifican que la humanidad ha cambiado de verdad gracias amigo -Nico-«.
En la emotiva carta que lleva la firma de Axalan Sanjuan, se encomienda, «que ante el dolor, encontremos fuerza para trasformar ese dolor, no en pérdida, porque no hay pérdida, sino en más amor, porque el amor nos hará comprender que cada día de nuestras vidas hay que seguir peleando con más fuerzas, hacer algo para cambiar y buscar la manera de salvar vidas a tiempo porque al hacerlo estamos cambiando nuestras propias vidas. Porque en esto nos convertimos gracias a luchadores como sos vos Nico, en guerreros de la luz y de la vida».

¿Qué opinas de esta nota?