El voto en la ONU sobre Chagos contra el Reino Unido abre un precedente para las islas Malvinas

La Asamblea General demandó a Gran Bretaña que se retire en un plazo de seis meses del archipiélago. La resolución reaviva los reclamos de España y Argentina

La Asamblea General de la ONU demandó este miércoles al Reino Unido que se retire en un plazo de seis meses del archipiélago de Chagos, situado en el océano Indico y sede de una importante base militar alquilada por Londres a EEUU

La decisión, no vinculante, fue aprobada con 116 votos a favor, 6 en contra y 56 abstenciones, una clara derrota para los Gobiernos británico y estadounidense, que habían hecho campaña contra el texto.

La resolución de la Asamblea General respalda una opinión de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que el pasado febrero determinó que el proceso de descolonización de Chagos no se completó de acuerdo al derecho internacional y que, por tanto, el archipiélago forma parte integrante de Mauricio.

La nación del Indico, que se independizó del Reino Unido en 1968, reclama esas islas al considerar que Londres las separó de su territorio de forma ilegal tres años antes de la independencia.

El primer ministro de Mauricio, Pravind Kumar Jugnauth, recordó este miércoles ante la Asamblea General que el acuerdo por el que su país supuestamente cedió ese territorio fue suscrito por individuos que no representaban realmente a la población y que estaban bajo control británico.

Del otro lado, la embajadora británica ante la ONU, Karen Pierce, dejó claro que su país va a continuar en la zona y reiteró su tradicional postura, que señala que Chagos lleva bajo soberanía británica desde 1814 y nunca fue parte de Mauricio. En el acuerdo de 1965, Londres se comprometía a «ceder» a Mauricio el archipiélago cuando no fuese necesario para «fines de defensa».

Según Pierce, esa situación no se ha dado, pues la base conjunta que el Reino Unido y EEUU mantienen en Diego García, la principal isla de Chagos, es «vital para combatir conflictos, terrorismo, drogas, crimen y piratería». Mientras, el primer ministro de Mauricio subrayó que su país está dispuesto a llegar a un acuerdo para mantener la base operativa a largo plazo.

La instalación militar es una de las principales de EEUU en el Indico y tiene capacidad para buques, submarinos y bombarderos, los cuales se utilizaron tanto en la invasión de Afganistán, en 2001, como en la de Irak en 2003, para lanzar ataques aéreos.

Gibraltar y Malvinas, dos reclamos que se renuevan

El Reino Unido advirtió además de que la resolución de la Asamblea General puede crear un peligroso precedente, pues la de Chagos es a su juicio una disputa «bilateral» en la que no debería entrar la CIJ sin el acuerdo de las dos partes.

Preguntada por las posibles implicaciones de esta decisión para Gibraltar y las Malvinas, Pierce dijo no esperar ningún cambio de postura por parte de España y Argentina, dos países con los que, recordó, Londres mantiene buenas relaciones.

Ya en febrero pasado, tras la resolución de la CIJ, el canciller argentino Jorge Faurie resaltó las «similitudes» del caso Chagos con el de Malvinas: «Tanto en el caso del archipiélago de Chagos, como en el Malvinas, se trata de una situación de desmembramiento territorial, donde la población que se encontraba en las islas fue trasladada contra su voluntad, en este caso al territorio continental argentino en 1833».

El canciller argentino Jorge Faurie

El canciller argentino Jorge Faurie

Tanto la delegación española como la argentina votaron este miércoles a favor de exigir a Londres su retirada de Chagos.

Numerosos países europeos como Francia, Alemania o Italia optaron por abstenerse, mientras que únicamente Australia, Hungría, Israel y Maldivas votaron «no» junto a EEUU y el Reino Unido.

Fuente: Infobae

¿Qué opinas de esta nota?