El bombero al servicio de la PATRIA que enorgullece a todo San Juan

 

Hijo de Suboficial, el Cabo Primero Sebastián Luengo eligió la especialidad Máquinas como él. Su padre siempre lo incentivó a ingresar a la Armada Argentina hasta que un año lo convenció: fue en el 2010 y lo hizo en la Escuela de Suboficiales.

Se especializó en Control Averías, estuvo destinado en tierra y en el mar, y hoy se encuentra en la División Bomberos del Servicio Máquinas de la Base Naval Puerto Belgrano.

“Dentro de mi especialidad como Maquinista Control Averías, una de las características propias es la Lucha contra Incendios y en los buques cubrimos tales roles y funciones”, detalló el joven sanjuanino. “Combatir un incendio en un buque no es lo mismo que en una vivienda o en el campo, los ambientes son distintos, todo se logra con experiencia”, adelantó.

En la División Bomberos, Sebastián se encuentra desde febrero de este año, donde dijo se siente muy a gusto y contento. “Nosotros, los militares, trabajamos en conjunto con los bomberos profesionales quienes son personal civil de la Armada. Acá nos entrenan para hacer frente a situaciones de siniestro y riesgo”, asumió.

Aunque Sebastián no es propiamente bombero actúa como tal y se los capacita para combatir un incendio. “Nuestra capacitación incluye charlas en Sanidad y primeros auxilios, para estar adiestrado y preparado física y mentalmente ante una situación de contingencia; es algo parecido a ser bombero”, contó. “No es fácil, porque uno debe saber cómo actuar cuando las personas entran en shock, o cuando están heridas, saber cómo asistirlas con los equipos necesarios.”

“Lo importante es el adiestramiento; hacemos ejercicios durante la semana pero esto ocurre en todos los destinos no sólo acá. El personal tiene que estar preparado y todo tiene que estar listo y en condiciones para salir”, enfatizó.

Por ello, en un día habitual en el Cuartel de Bomberos –además de la instrucción– se hace mantenimiento de equipos: “Controlamos que los camiones tengan agua y combustible, probamos las bombas de los motobombas para que no haya inconvenientes”, detalló.

Sebastián ha participado de varios incendios reales y aunque aseguró que un ejercicio programado no es igual a una emergencia auténtica, la capacitación y el alistamiento son claves para reducir la incertidumbre o la duda.

Sea su destino en tierra o en mar, a Sebastián le gusta su profesión y es lo que lo motiva a elijar la Institución todos los días, “disfruto mucho de lo que hago, y estoy muy contento con la especialidad que elegí; uno realmente no sabe cómo es la Armada hasta que está acá y conoce el ambiente. Servir a la Patria es un orgullo para mí”, y recordó su paso por la corbeta ARA “Espora” y su participación en las primeras búsquedas del submarino ARA “San Juan” apenas se perdió contacto con él.

De sus 30 años de vida, 8 ha sido marino y en un futuro próximo espera estar embarcado nuevamente. No sabe aún si volverá a Chimbas para quedarse algún día como lo hará su padre a fin de año, cuando se retire de la Fuerza; lo que sí transmite Sebastián es que lleva a su provincia natal a donde vaya, “la comida, las empanadas, el asado y el vino, son costumbres sanjuaninas”, sonrió con placer.

Viaja seguido a Chimbas donde tiene a sus abuelos y parientes. Él es el mayor de 4 hermanos y el único que siguió la vida naval. Sus tres hermanas están en Bahía Blanca, una es costurera, otra profesora de danzas y la menor de todas estudia para chef. “Nos trasladamos a Puerto Belgrano cuando le dieron pase a mi papá acá y a partir de allí –yo tenía 10 años– vivimos en Punta Alta y después en Bahía Blanca.”

Sebastián Luengo hizo la primaria en la escuela 27 del barrio Albatros XX de Punta Alta y siguió la secundaria en la Técnica N° 1 de esa ciudad. Actualmente vive con su hijita Eleonora de 3 años y su esposa en Bahía Blanca, ciudad ubicada a 35 kilómetros de la Base Naval Puerto Belgrano donde se encuentra destinado en el Servicio Máquinas.

Sebastián Luengo nació en la ciudad capital de San Juan y se crió en Chimbas, donde aún viven sus abuelos y adonde, aseguró, regresará su padre cuando se retire de la Armada Argentina.

¿Qué opinas de esta nota?