ORGULLO FEMENINO: Sanjuaninas competirán con el MEJOR ASADO ARGENTINO

Cuatro sanjuaninas van a participar representando a la provincia en el “Primer Torneo Nacional de Asadoras Argentinas”, que se realizará en Buenos Aires. Ellas buscan  ganar la competencia y también demostrar que la mujer también puede ser protagonista de esta tradición argentina y estar frente a una parrilla.


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los avances de las mujeres en todos los ámbitos son tantos que afortunadamente dejaron de ser novedad. Y hasta el último bastión masculino, que se resistían a ceder, incluso más que el auto, está empezando a cambiar de dueño: la parrilla. Por supuesto que siempre hubo mujeres que prendían el fuego y asaban para su familia, pero eran la excepción: ahora, de a poco, las asadoras se encaminan a llegar a ser la regla.

En este sentido, un grupo de mujeres sanjuaninas van ganando cada vez terreno en el ámbito parillístico, tanto es así que en Buenos Aires se realizará el “Primer Torneo Nacional de Asadoras Argentinas”, uno de los primeros eventos que las convoca en un ring que hasta ahora pertenecía solo a los hombres, y representaran a la provincia de San Juan.

Ella son: María Dolores Carrizo, Soledad Ormeño, Laura Micaela Caballero, oriundas del departamento Jáchal, y desde Capital Daniela Moncunill Cerdera. El equipo de mujeres sanjuanina, en dialogo con DIARIO MÓVIL,  expresaron que tienen muchas expectativas puesta en esta competencia, que se desarrollará el próximo domingo 22 de septiembre en Plaza Grigera, municipio de Lomas de Zamora, junto a otros 19 equipos de distintos puntos del país, y buscan representar a San Juan de la mejor manera.

Fueron seleccionadas por el reconocido chef Mauricio Barón. “En el departamento de Jáchal se organizó por segunda vez consecutiva el Torneo de la Punta de Espalda. Me anoté este año porque el año pasado no participaron mujeres y este año sí. Mauricio estuvo invitado como jurado. Ahí nos conocimos y cuando él seleccionó el equipo de asadoras sanjuaninas nos tuvo en cuenta por la predisposición y por lo que vio que hicimos ahí”, expresa Micaela Caballero. En el caso de María Dolores Carrizo, ella participó como jurado de dicho concurso.

Para estas mujeres que representan a la provincia, el hacer asados no solo es por hobby, sino que las asadoras están irrumpiendo también en la escena del arte culinario. Cada una tiene su historia de cómo se origina su pasión por esta tradición argentina, pero en todos los casos proviene justamente del seno familiar, en donde gestó poco a poco el amor y la paciencia de cocinar con el calor de las brasas.  

En este sentido, en el caso de Soledad, ella cuenta que su entusiasmo por la gastronomía la llevó a trabajar desde hace 13 años en este rubro, pero la pasión por hacer asados precisamente surge en el hogar. “No teníamos hombres  en casa que lo hiciera y me puse al frente de la parrilla y así empecé a hacerlo, ya que vivo con mi hija  y mi hermana. Somos mujeres independientes”.

Similar es el caso de Micaela, quien desde muy pequeña estuvo al lado de su papá en la parrilla. “Siempre en reuniones familiares y en eventos estuve al lado de él y desde ahí empecé a mirar y a aprender. Me enseñaba. Creó que a los 13 o 15 años yo ya me largaba solo a hacer asados. Hace cuatro años que mi viejo falleció y desde ahí en mi casa nos dedicamos todos a hacer asados. Siempre nos gustó, siempre colaboramos todos”, comenta, añadiendo que en su casa sus hermanos y su mamá también hacen asado. “Es como familiar esto”, sintetiza.

Por su parte María Dolores Carrizo, tiene por el asador y las brasas un cariño especial y su salida laboral con su negocio “Parrilla y Restaurante Mary”, que lleva ya 20 años de trayectoria en el rubro. “Todo surge cuando mi marido Pascual Otarola, siendo muy joven, es acunado como un hijo y se convierte en un discípulo del ícono y personaje muy querido Chatito Flores, de nuestro departamento Jáchal, y le enseña todo sobre el rubro gastronómico.  Años después se inicia una sociedad donde comienzo ayudando en la cocina a mi marido  y aprendiendo cada secreto de la cocina”, expresa. Así pasaron los años y ella continuó al frente del emprendimiento.

Tiempos de cambios: Mujeres frente a la parrilla y las brazas

Los tiempos van cambiando lentamente y las mujeres van acaparando terrenos que antes pertenecían solo a los hombres. Pero lo más notable de todo es que ellas, muchas veces realizan una mejor labor que los hombres. El hacer un asado es un ejemplo de eso.

En esta línea, hoy en día se vuelva cada vez más habitual que las mujeres se reúnan y hagan un asado entre ellas. No necesitan a ningún hombre  que las ayude. Ellas, entre su orgullo y sus secretos, conocen muy bien el arte de hacer un buen asado.

“Romper con el estereotipo de la mujer se hace de la mejor forma. Creo que pedimos inclusión y creo que no nos estamos incluyendo, las mujeres no nos damos lugar. En esta competencia es reconocer que las mujeres también tienen un lugar al lado de la parrilla. Simplemente eso”, comenta Micaela, puntualizando que “con este tipo de eventos muchas mujeres se van a animar, van a tomar la iniciativa de participar y no condicionarse. Creo que a partir de esta puerta, muchas mujeres se van a incorporar”.

Para Soledad, el avance femenino en este terreno tiene que ver con los cambios sociales de las últimas décadas. Es una búsqueda de encontrar la igualdad en todos los terrenos, en este caso frente a las brasas. “Es algo nuevo porque siempre se vio al hombre en la parrilla, es costumbre. No voy  a negar que el machismo a veces sale porque  no ven a la mujer capaz de hacer asado, porque está muy implementado que el asado es cosa de hombre. Como mujer quiero demostrar que las mujeres somos capaces de esto y mucho más”.

De esta manera, el formar parte del equipo de mujeres sanjuaninas se transforma para ellas también en una excusa para llevar un mensaje a otras mujeres sobre las mismas posibilidades que tienen frente a los hombres de superarse en la vida. Al mismo tiempo, además, para mostrar las potencialidades de San Juan y, por qué no, alardear de la gastronomía sanjuanina.

“Es un orgullo ser las representantes de nuestra  provincia, animarse un poco más y salir de ese estereotipo de que es algo que solo hacen los hombres. También poder disfrutar de este ritual que tenemos los argentinos y sobre todo de este corte tan sabroso que tenemos los sanjuaninos  que es la Punta de Espalda”, enfatiza María Dolores.

Buscan ganar el primer lugar con un corte y sabor local

Para estas mujeres que aprendieron a no depender de los hombres en la parrilla tienen confianzas muy altas en este torneo. Esto es sumado a que como parte de los premios de los equipos ganadores se encuentra un viaje a Miami y Chicago para una serie de eventos gastronómicos.

“Es algo increíble lo que nos pasa es querer dejar lo mejor San Juan es muy reconocido por su corte de Punta de Espalda. Sentís un poco de presión en ese sentido”, expresa entusiasmada Soledad.

Como es un certamen nacional, ellas consideran que lo tradicional en este caso sería los cortes que se van a seleccionar y cada provincia llevará el que más los representa. Además, es muy darle un sello de originalidad e identidad a la elaboración. “Nosotras como sanjuaninas ya tenemos preparado lo que son salsas y guarniciones en el que se van a  utilizar productos regionales, netamente regionales. Así que muy buena las expectativas que tengo”, expresa Micaela

En el mismo sentido, María sostiene que “son muchos años sirviendo a nuestros clientes y siempre  agradecidos a ellos por su cariño y apoyo. Tener esta oportunidad de representar nuestra provincia a nivel nacional y nuestro querido Jáchal es sumamente importante”.

¿Qué opinas de esta nota?