Fernández pretende fijar el AUMENTO de las JUBILACIONES por DECRETO y ¿bono navideño?

La medida tendrá que ser aprobada por el Congreso de la Nación 


El proyecto oficial de emergencia económica propone suspender por 180 días la aplicación de la fórmula de movilidad de las jubilaciones, pensiones y prestaciones sociales, lapso en la que deberá elaborarse una nueva fórmula. Y autoriza al Poder Ejecutivo a otorgar durante ese período los aumentos a esos sectores que abarca a 18 millones de personas.

Además, según se definió, a fin de año habrá un bono de suma fija por única vez para los jubilados que cobran la mínima o un poco más y también para los beneficiarios de la AUH.

Luego, en la Casa Rosada aseguran que con esa autorización que brindará el Congreso -y con la fórmula de movilidad suspendida- habrá aumentos por decreto durante 2020 para la Asignación Universal por Hijo (AUH), en las asignaciones familiares y subas en las jubilaciones y pensiones, diferenciadas por rango de haberes, con incrementos mayores para los que ganan el haber mínimo, aunque podrían ser exceptuados del aumentos las jubilaciones y pensiones más altas.

El proyecto de ley también suspende la mayor reducción de las contribuciones patronales con destino a la Seguridad Social que debe entrar en vigencia a partir del 1° de enero.

De ser aprobadas por el Congreso, la clave de estas medidas está en el nivel y alcance del aumento de las jubilaciones y demás prestaciones sociales. Con la actual fórmula de movilidad, ya se sabe que el próximo aumento es en marzo con una suba del 11,56% y en junio debería aplicarse otro incremento según la inflación y la evolución de los salarios formales del cuarto trimestre de 2019 que se estima podría rondar el 15%.

En consecuencia, los aumentos que otorgue el Gobierno durante los 180 días que fija la ley deberían superar esos valores y además recuperar parte de la pérdida del 20% que sufrieron los jubilados y demás sectores sociales durante la vigencia de la fórmula de movilidad modificada .

En declaraciones radiales, el titular de la ANSeS, Alejandro Vanoli, dijo “que una de las cuestiones que se va a revisar es la fórmula de actualización en el sentido que la ley va a dar un tiempo para que se genere una fórmula que asegure que mejore el ingreso de los jubilados, de las jubiladas y de los pensionados y pensionadas. Y en el ínterin va a haber una recomposición para asegurar que los jubilados de menores ingresos recuperen los ingresos perdidos a lo largo de este año y por otro lado puedan tener también una recomposición respecto a la inflación que vaya a darse en el año 2020”.

También señaló que habrá “un refuerzo de  la asignación universal por hijo”. Actualmente cobran la AUH de $ 2.746 por hijo por mes 2,2 millones de padres de 4 millones de chicos. Y también dijo que “vamos a tomar medidas esta semana que tienen que ver con alinear la deuda de los jubilados, pensionados y los sectores de la asignación universal por hijo bajando la tasa de interés”.

Con relación a las contribuciones patronales, Clarín explicó que a partir del 1° de enero el mínimo no imponible debería subir de 7.003,68 pesos a 15.810,81 pesos: un incremento del 125,8%. Esto significa que, de no suspenderse, el año próximo las empresas deberían pagar las cargas sociales sobre el excedente de $ 15.810,81 del sueldo de cada trabajador. Las contribuciones son los aportes de los empleadores a la jubilación, asignaciones familiares, PAMI y al fondo nacional de empleo.

Por el impacto negativo que tamaña reducción de las contribuciones patronales tendrá sobre la recaudación de la Seguridad Social -calcula que la merma recaudatoria de la ANSeS superaría los $ 120.000 millones anuales- el proyecto de ley suspendería la entrada en vigencia de esa medida.

Fuente: Clarín

¿Qué opinas de esta nota?