A dos meses de su asunción, Alberto Fernández se tomó un día «libre»

El Presidente se encuentra en Mar del Plata, por primera vez desde que asumió tiene un día libre, este martes vuelve a la agenda oficial. 


Foto archivo

El Presidente viajó ayer a Chapadmalal y decidió quedarse allí por un día. Cumple de este modo su primer lunes sin agenda oficial en mucho tiempo, pero monitorea los principales temas por teléfono y habla con sus principales ministros. En esa localidad cercana a Mar del Plata está desde la semana pasada su pareja, Fabiola Yáñez, que al regreso de la gira por Europa decidió instalarse en la residencia presidencial veraniega, en esa zona de la costa atlántica que tiene acantilados, donde se ocupó de recibir y de acompañar a niños y niñas que no habían conocido el mar.

Después de una intensa campaña para las PASO y la elección general, Alberto Fernández asumió la Presidencia de la Nación el 10 de diciembre y prácticamente nunca tuvo un día sin actividad oficial. Ni siquiera después de la gira internacional que realizó, primero a Israel, donde participó del homenaje a las víctimas del Holocausto, y luego a Europa, donde viajó a Italia, Alemania, España y Francia. Llego después de 10 días y debió abocarse al larguísimo listado de asuntos pendientes en la Argentina, empezando por la definición de asuntos urticantes como el aumento de las jubilaciones y pensiones.

“Sólo fue a buscar a Fabiola”, dijeron cerca del Presidente, y confirmaron así que hoy no tendrá agenda oficial.

El Presidente ya había estado en Mar del Plata en enero, en una visita sorpresa que hizo el domingo 12 de enero. Allí se reunió con productores radiales y con el gobernador Kicillof, y luego volvió. El lunes ya estaba trabajando en Buenos Aires. En este caso, en su entorno aseguraron que no tiene ninguna agenda prevista y recién retomará mañana sus actividades.

En el complejo turístico Chapadmalal, la primera dama participó de un programa dirigido a niños y niñas provenientes de las provincias de Buenos Aires, Salta y San Juan que no conocían el mar. Ella los recibió y los acompañó a la playa. “La emoción de verlos disfrutar del mar es indescriptible”, dijo Yáñez. Y agregó: “Esto que estamos haciendo es solo una expresión simbólica de lo que significa para niños y niñas de origen humilde acceder a las mismas posibilidades que cualquier chico. Con este viaje, con esta experiencia nueva, quiero transmitirles que ellos también pueden concretar sus sueños y sus deseos”, destacó en su cuenta de Instagram.

La pareja del Presidente tiene previsto llevar adelante un plan para la niñez que quiere instrumentar a nivel nacional, según hizo trascender ella misma cuando volvió de la gira internacional en una entrevista radial. Preocupada especialmente por los problemas nutricionales de las madres embarazadas y por la primera infancia, explicó: “Lo que busco es que el niño tenga los niveles de nutrición que necesita desde que está en la panza y que la madre tenga la contención necesaria”.

¿Qué opinas de esta nota?