Encontraron a 22 alumnos tomando alcohol y sus padres deberán PAGAR MULTA

Los jóvenes fueron encontrados en un salón de fiestas en la madrugada de este miércoles. 


Los padres de 31 estudiantes secundarios de un colegio de San Martín, Mendoza, fueron sancionados y deberán pagar, cada uno, multas que van desde los $25.000 hasta los $68.000, después de que en la madrugada de este miércoles sus hijos fueran encontrados en un salón de fiestas, la mayoría consumiendo bebidas alcohólicas. También fue sancionado el dueño del lugar.

Personal de la Policía provincial, inspectores municipales de San Martín y de Diversión Nocturna de la Provincia, realizaron entre la noche del martes y la madrugada del miércoles una serie de controles en locales de fiestas.

En un salón ubicado en la calle 9 de Julio, donde se festejaba un cumpleaños de 15, donde había consumo de bebidas alcohólicas. Allí “se ordenó cesar con la actividad”, indicó uno de los responsables del operativo.

Luego se realizó lo mismo en un camping de la calle Lavalle, donde se realizaba una fiesta sin que el lugar estuviese habilitado.

Pero lo más notorio ocurrió en un salón de fiestas ubicado sobre la calle Sargento Cabral, cerca de la intersección con la calle Espejo. Allí alumnos de 5º año del colegio San Vicente de Paul estaban realizando una fiesta y había consumo de bebidas alcohólicas.

 

Un total de 31 alumnos fueron llevados a la Comisaría 12 “no en calidad de detenidos, sino por la obligación que tenemos de salvaguardar su integridad física y moral”, indicó la fuente. Además también fueron trasladados 12 mayores.

A cada uno se le practicó análisis de alcoholemia y en 22 menores de edad este dio resultado positivo, mientras que en 9 fue negativo.

A los padres de estos 22 estudiantes se les labraron infracciones por infringir el Artículo 86 del Código Contravencional, esto es por no cumplir con el deber de cuidado sobre sus hijos.

Los 12 mayores de edad no recibieron sanciones y el análisis dio negativo.

En tanto el responsable del salón fue sancionado por infracción al artículo 87 del mismo Código porque, por más que pueda argumentar que no se expendían bebidas allí, no evitó su consumo dentro del lugar.

Las sanciones de estas faltas son en dinero o en días de arresto y las meritúa el juez de Faltas y van de las 1.500 a las 4.000 unidades tributarias.

Se estimó que, en este caso, cada padre deberá pagar unos $25.000 y, si prefiere, cumplir arresto en Contraventores.

Fuente: Diario Uno

¿Qué opinas de esta nota?