La nueva vida de Belén, la cadete de policía sanjuanina que sobrevivió de MILAGRO

Con una sonrisa, Belén encara la vida con fortaleza y resiliencia.


 

Belén Molina tiene 20 años y a su edad ha demostrado ser dueña de una entereza y fortaleza admirables. Desde aquel fatídico día en el que su moto impactó contra un árbol, cuando se dirigía a la Escuela de Policías, ha sabido sortear cada dificultad que apareció en su camino.

Producto del accidente, la joven llegó al Hospital Guillermo Rawson con una arteria perforada, que le provocó abundante pérdida de sangre, fractura de húmero en su brazo izquierdo, un traumatismo de cráneo muy grave y politraumatismos varios en el resto de su cuerpo. Debió ingresar en reiteradas ocaciones al quirófano y debieron amputarle un brazo.

En febrero pasado, Belén volvió a ser sometida a una nueva operación y nuevamente sus seres queridos pedían oraciones por su pronta recuperación. Una vez más, ella demostró su fortaleza y todo salió perfectamente.

Finalmente, recibió el alta médica (en el mes de febrero) y ya se encuentra en su casa, rodeada de familia, amigos y al lado de su novio, Miguel.

Belén agradece a todo el equipo médico, al personal de la Policía de San Juan que ha estado atento a sus necesidades y, fundamentalmente, a los sanjuaninos que siempre le han brindado apoyo y fuerza para salir adelante.

Su novio contó que la joven hoy está muy bien de salud, muy concentrada en su rehabilitación y a la espera de como continuará su futuro; si seguirá su capacitación para ingresar a la fuerza o deberá tomar otro camino.

Hoy esperan que pase la cuarentena y el mundo vuelva a la calma, después de superar la pandemia, para ver cómo seguirán sus vidas; pero continúan unidos y muy esperanzados con el futuro.

¿Qué opinas de esta nota?