En cuarentena, una médica ayuda a abortar por teleconferencias

«Estuvimos más ocupados en los últimos meses», confesó la ginecóloga. 


Foto de Marcos Agüero. exclusiva para DIARIO MÓVIL.

La ginecóloga y obstetra estadounidense Maureen Baldwin realiza «teleabortos», modalidad reciente que ha mayor protagonismo debido a la pandemia del coronavirus.

La profesional lleva al menos dos años recentando píldoras para abortar a más de cien mujeres que no ha conocido en persona.

«Hemos estado más ocupados en los últimos dos meses», cuenta Baldwin, que trabaja en el estado de Oregón (noroeste del país) para la Oregon Health & Science University (OHSU, por sus siglas en inglés).

En un reportaje de BBC Mundo, explican que el «teleaborto» también está disponible en países como Canadá, Australia o Colombia, y se ha impulsado en algunas naciones con motivo de la pandemia.

En su carrera, Baldwin ha atendido a mujeres en el servicio militar que no tienen acceso a proveedores de abortos, a mujeres que viven a tres horas o más de la clínica más cercana autorizada para realizar abortos médicos, a pacientes que tienen hijos pequeños y no tienen con quién dejarlos mientras van a la consulta, y a otras que intentaron practicarse un aborto no seguro y sin acompañamiento médico tras haber adquirido píldoras no autorizadas por internet.

«Las pacientes me dicen que quieren evitar ir en persona a laboratorios o a consultorios médicos», cuenta Baldwin sobre los últimos dos meses, en los que empezó a recibir más consultas mientras EE.UU. se convertía en epicentro de la pandemia a nivel mundial.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que los abortos médicos pueden realizarse desde casa y ser controlados por la mujer que lleve un embarazo de menos de 9 semanas de gestación.

¿Qué opinas de esta nota?