INDIGNACIÓN: Un municipio entregó galletas con gusanos a decenas de docentes

El hecho ocurrió en la provincia de Buenos Aires. Diferentes gremios repudiaron la entrega y solicitaron explicaciones. 


El pasado viernes, el municipio de Tres de Febrero entregó 22.338 módulos de alimentos del Servicio Alimentario Escolar en 75 de los 110 establecimientos locales donde suele hacerlo. Sin embargo, a las pocas horas tuvo que retirar todo el lote otorgado ya que parte de esos alimentos estaban en mal estado.

Pocas horas después de la entrega, la Secretaría de Educación del distrito gobernado por Diego Valenzuela, referente de Juntos por el Cambio, recibió un reporte de dos escuelas que daban cuenta de que los alimentos no estaban aptos para el consumo.

Pese a que en el comunicado oficial habla solo de dos reclamos puntuales pertenecientes a la Escuela de Educación Secundaria 6 y del Jardín de Infantes 908, este diario pudo constatar que en total son varios los establecimientos educativos que se comunicaron con la Municipalidad para dar cuenta de la situación en la que se encontraban los alimentos. Más allá de que luego los módulos no entregados fueron retirados, hubo una parte que fue recibida por las familias de los alumnos de los establecimientos.

Los productos observados son unas galletitas, tipo pepas, de la marca Tocoñato. Cada módulo cuenta con seis de estos paquetes que, desde hace tiempo, los vecinos se vienen quejando no sólo de la mala calidad sino también de la poca cantidad ya que son unidades de dos galletitas. Esto se da en un marco de pandemia con la gente recluida en sus casas por la cuarentena.

«Sé que la comida no se tira, pero con gusanos to no entrego. El que tenga estas galletitas en sus casas, les pido que no las coman y que no las tiren en el tacho de basura ya que muchos revuelven la basura y les puede hacer mal», aseguró una de las docentes.

Desde FEB, SUTEBA, UDOCBA, y el FUD y ATE de Tres de Febrero armaron una declaración en conjunto en “total repudio a que las y los alumnos y familias de nuestra comunidad vean puesta en peligro su salud por parte de quienes deberían velar por sus derechos”. Y agregaron: “Repudiamos que sean los trabajadores y trabajadoras de la educación quienes tengan que responder frente a la comunidad por la falta de control de los alimentos entregados. Exigimos urgente investigación de los hechos para deslindar las responsabilidades y establecer las sanciones para quienes corresponda. No podemos aceptar que en estas condiciones sigan siendo las escuelas y los docentes y auxiliares quienes garanticen un derecho sin contar con los elementos de higiene y las condiciones de salubridad que la entrega de alimentos requiere.

Los paquetes en cuestión tienen fecha de vencimiento bajo regla (10 y 11 de septiembre), pero se sospecha que pudo haber un cambio en la fecha de expiración.

EL SAE es un servicio que, a diferencia de buena parte del Conurbano (bajo el ala de la Provincia), depende del distrito. Y tiene una entrega quincenal que se realiza desde los establecimientos educativos. Vale recordar que para muchas familias el bolsón de comida otorgado para los chicos en edad escolar representa una buena parte de la alimentación diaria.

Por su parte, los concejales del Frente de Todos de Tres de Febrero y el diputado provincial Juan Miguel Gómez Parodi firmaron un comunicado conjunto en el que aclaran que “en varias oportunidades manifestamos nuestra preocupación por la mala calidad de los alimentos, las condiciones de entrega y la falta de control bromatológico de los mismos, y presentamos los pedidos de informes correspondientes tanto en el consejo escolar, como el Concejo Deliberante, sin tener respuestas en ninguno de los casos”.

Fuente: Ambito

¿Qué opinas de esta nota?