El EMOTIVO reencuentro de una enfermera con sus hijas luego de semanas de ausencia por coronavirus

La enfermera trabajaba en un quirófano en medio del pico de contagios de coronavirus, el video del reencuentro con sus hijas se viralizó.


Una madre que trabajaba en la primera línea del Sistema Nacional de Salud británico (NHS, en inglés) se reunió con sus dos hijas después de nueve semanas de ausencia en las que luchó por salvar vidas.

En un video que circula en las redes sociales se puede ver a Suzanne  Vaughan escabulléndose detrás de sus dos hijas para sorprenderlas.

La mujer de 43 años tomó la difícil decisión de separarse de Bella, de nueve años, y de Hettie, de siete, mientras trabajaba en un quirófano y en la UCI durante el pico del COVID-19.

Pero después de más de dos meses agotadores, donde incluso pidió duplicar sus horas de trabajo normales y trabajar las 24 horas, tuvo la oportunidad de reunirse con sus dos hijas y finalmente “ponerlas a ellas primero”.

Y en una escena cargada de emociones, se la puede ver sorprendiendo a sus pequeñas.

Mamá e hijas tuvieron que despedirse el 28 de marzo cuando se mudaron con su tía Charlotte a Peterborough, Cambs. Suzanne, de Kings Lynn, Norfolk, dijo: “Los traje a la casa de mi hermana porque quería mantenerlos a salvo, porque trabajo en el hospital y me exponía al virus todos los días«.

Pero también quería trabajar más, y no podía hacer horas extra y mantener a las chicas. Fue una decisión realmente difícil, pero fue un sacrificio que debía hacerse. Dejarlas fue muy emotivo ya que no sabía cuánto tiempo pasaría hasta que las volviera a ver, nunca esperé que fueran nueve semanas”.

La practicante del departamento de operaciones le dijo a sus jefes en el Hospital Queen Elizabeth en Norfolk que quería duplicar sus horas debido a la pandemia.

Suzie, que normalmente trabaja 28 horas a la semana, se ofreció a trabajar más de 50 horas a la semana para ayudar en la lucha contra el virus. Trabajaba 12 horas, días y noches, y pasó tres semanas en la UCI antes de transferirse al departamento de A&E para ayudar en el manejo de las vías respiratorias.

Los ODP tienen responsabilidades similares a las enfermeras, pero también juegan una parte vital del equipo del quirófano. La madre soltera dice que ella habló con sus hijas todos los días y que nunca la dejaron despertarse para un turno sin antes darle los buenos días.

«Fue difícil las primeras semanas, porque había volvía a casa del trabajo y no estaban allí. Estaba completamente callado, nadie corría, gritaba o reía, era horrible. No sabía qué hacer sin ellas”, dijo Suzanne.

Sin embargo, después de nueve semanas, estaba sobrecargada de trabajo y sentía que necesitaba ver a sus dos hijas.

Le dije a mi jefe que necesitaba reducir mis horas a la normalidad, y ella fue increíblemente comprensiva y me apoyó«, dijo.

¿Qué opinas de esta nota?