Un cementerio colapsó y así tuvieron que enterrar a fallecidos

La funeraria le reconoció el cajón, pero no el resto del sepelio. «Uno se tiene que guardar las lágrimas, la rabia, y estar en esta situación», lamentó un joven.

Las imágenes recorrieron las redes sociales y llegaron a medios nacionales. En la localidad de Libertador San Martín (conocida popularmente como Ledesma), en Jujuy, se grabó un video que muestra cómo un joven -a punta de pico y pala- tuvo que cavar la fosa de su propia madre. Es que el cementerio municipal colapsó durante la pandemia por coronavirus y tuvo que hacerse cargo de los servicios.

«Uno se tiene que guardar las lágrimas, la rabia, y estar en esta situación», dijo el joven en Canal 7 de Jujuy. Por su relato se pudo conocer que la situación tuvo como origen la falta de pago a la funeraria. Lo cual había ocurrido, a su vez, por la cuarentena estricta que hay en el pueblo donde la COVID-19 está descontrolada.

Tras llegar a un acuerdo, la funeraria reconoció a Ramírez el cajón y el traslado, pero él debía encargarse de la excavación. «Acá el asunto es el negacionismo (…), esto es algo que se debería haber previsto», dijo Ramírez, con la voz quebrada de a tramos.

QPS

 

¿Qué opinas de esta nota?