Rebrote de COVID en España: decretan el cierre del ocio nocturno y prohibieron fumar en la calle

El Ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunció este viernes nuevas medidas para frenar los rebrotes de COVID-19 en España.

Ministro de Sanidad de España, Salvador Illa.

En España, los brotes de COVID-19 y los casos asociados han ido creciendo en las últimas semanas, aunque «la situación actual -ha remarcado- no es comparable a la que teníamos en marzo» según el Ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Los focos se han desatado sobre todo por el ocio nocturno, origen de los brotes epidémicos con mayor número de infecciones asociadas y también de gran parte de la transmisión comunitaria actual detectada en varias zonas.

Así, el Ministerio de Sanidad español y los responsables autonómicos han consensuado el cierre de discotecas, salas de baile y bares de copas con y sin actuaciones musicales en directo.

Como complemento, en los locales de hostelería, restauración, terrazas y bares/restaurantes de playa se debe garantizar la distancia interpersonal mínima de 1,5 metros en el servicio en barra y también entre mesas, con un máximo de 10 personas por cada una. Todos deberán cerrar como máximo a la 1 de la madrugada, sin que puedan admitir nuevos clientes a partir de las 0:00 horas.

Gobierno y comunidades no se han olvidado de las residencias, en las que, a partir de ahora, deberán hacerse PCR a todos los nuevos ingresos con un decalaje máximo de 72 horas y a los empleados que regresen de su permiso o periodo vacacional y trabajadores que se incorporen de nuevo.

Las visitas quedan limitadas a una por persona y residente, extremando las medidas de prevención y con un máximo de una hora al día, con la recomendación de que se escalonen para evitar «aglomeraciones», aunque podrán exceptuarse estas medidas en el caso de pacientes que se encuentran en el proceso final de su vida.

También se restringen al máximo las salidas de los residentes en centros sociosanitarios.

Otras de las medidas acordadas es extender la prohibición de fumar en la calle y en las terrazas, siempre que no se pueda garantizar una distancia mínima de dos metros, que ya se había implementado en Galicia primero y en Canarias después.

En este sentido, el ministro ha incidido en que lo mejor para la salud es «no fumar nunca», pero en el caso de que se haga se debe garantizar la distancia física de seguridad de dos metros en la vía pública; si no, está prohibido.

¿Qué opinas de esta nota?