Con solo 23 años, murió de CÁNCER después de que le NEGARON 15 veces un examen

La mujer quería someterse a un frotis, en el que se usa un cepillo o espátula para extraer células del cuello uterino y ver si existen lesiones o cambios.


Con solo 23 años, Emma Swain acudió al médico porque no se sentía bien. Los médicos la revisaron y pusieron distintos tratamientos ginecológicos, pero ella sugirió una prueba de frotis y le dijeron que era «demasiado joven» para hacerla.

Emma no mejoraba y acudió nuevamente al The Haling Park Partnership, en Reino Unido, pero aunque habló nuevamente del examen, su médico de cabecera pensaba que no era momento.

La mujer quería someterse a un frotis, en el que se usa un cepillo o espátula para extraer células del cuello uterino y ver si existen lesiones o cambios.

Desestimaron su petición creyendo que estaba influenciada por el caso de una estrella de un reality show que había sido diagnosticada entonces.

Pero lo peor llegó. Emma tenía cáncer de cuello uterino. Había avanzado tanto, que cuando por fin se detectó, no había nada para hacer.

Solo vivió pocos meses después de ser diagnosticada y de perder 15 oportunidades de iniciar un tratamiento, solo por una apreciación médica.

El padre de Emma Swain se mostró indignado con lo sucedido. «Haber visto a uno de tus hijos pasar por eso y saber que podría haberse evitado es increíblemente difícil de aceptar», dijo a The Mirror.

Telefe Noticias

¿Qué opinas de esta nota?