Increíble recuperación del nene aplastado por un contenedor: “es un MILAGRO”

Los médicos destacaron la buena evolución del pequeño. “Ya respira por si solo”, indicaron los médicos. El accidente ocurrió en Rivadavia. 


El martes 19 de enero, tras la visita del presidente Alberto Fernández a la provincia y al asentamiento Pelegrini de Rivadavia, ocurrió una tragedia a causa de una de las réplicas del terremoto.

A las 20.48 hubo un sismo de 4° en la escala de Ritcher y los vecinos del asentamiento que había sido golpeado por el terremoto, donde cayeron casas vulnerables, vieron otra tragedia, peor que la que se dio el lunes por la noche. Un contenedor de basura de metal, se le cayó encima al pequeño Laureano Flores, de 5 años, y lo dejó peleando por su vida.

Criminalística trabajando en el Asentamiento Pelegrini de Rivadavia, Fotos aportada por una vecina

Una vecina del lugar, quien no quiso ser mencionada, comentó a Diario Móvil que «después de que se vaya el presidente, en la noche, hubo un temblor fuerte (de descuenta que fue el mencionado anteriormente) y se le cayó el contenedor que estaba mal puesto al niño«.

El pequeño había sido  trasladado al Hospital Marcial Quiroga, pero por la gravedad de las lesiones, lo llevaron hasta el Hospital Rawson donde se encuentra actualmente.

En las últimas horas, cuando todo parecía complicadísimo, y las cadenas de oraciones se multiplicaban, el pequeño comenzó a mejorar su cuadro. “Fue extubado, aún le queda algo de líquido a nivel pulmonar, pero evolucionó favorablemente”.

Ahora los médicos le realizarán nuevos estudios, ya que el pequeño se encuentra somnoliento, pero los médicos creen que es producto del mismo golpe.

Por parte de los allegados, creen que lo de Lautaro es un milagro y piden que continúen las cadenas de oración por su completa recuperación.

¿Qué opinas de esta nota?