Pandemia y ENOJO oficial en San Juan: «Hemos llegado a un EXTREMO en el que NO IMPORTA NADA»

Abel Hernandez, subsecretario de Seguridad de San Juan, habló en Radio Bohemia FM 100.1 sobre el relajamiento en la provincia.    


Abel Hernandez, subsecretario de Seguridad de San Juan, dialogó con Radio Bohemia FM 100.1 y expresó la preocupación que hay en el Gobierno por el relajamiento en la provincia en cuanto a los protocolos Covid-19.

El funcionario aseguró que «se observa mucha relajación en la gente. Muchas veces esa relajación es producto de la ignorancia o bien del ‘no me importa si me contagio o no’. Lo vemos a diario, por ejemplo ahora con lo del Verano Cultural, en el que el Ministerio de Cultura está trabajando con los Municipios para crear eventos que den trabajo a los artistas sanjuaninos y haya un poco de ‘movida’ u otro tipo de actividad. Pero es increíble la conducta de la gente. Hasta se molestan cuando se le pide que guarden distanciamiento. Evidentemente hemos llegado a un extremo en el que no importa nada o el que se contagie y le vaya mal, problema de él, ‘yo disfruto’. No hay una conciencia de la pandemia que nos está tocando vivir».

Por otro lado, sobre el operativo policial «Verano Seguro», Hernandez expresó: «Ha dado buenos resultados porque hemos tenido que actuar en innumerables situaciones de picardías o de vivezas de algunos empresarios que intentaban desarrollar sus actividades de forma totalmente normal, como si no ocurriese nada. Hemos tenido que poner los límites correspondientes. Eso sumado a la actividad recreativa y deportiva que se lleva a cabo en esos lugares».

Según las palabras del funcionario en San Juan «el conflicto lo hemos tenido y lo vamos a seguir teniendo porque la gente se está molestando y lo primero que le reprocha al policía que les pide el cumplimiento de los protocolos es que porqué no van a perseguir ladrones. A nosotros nos deja la sensación de que estamos solos en esta lucha porque del otro lado porque no les interesa contagiarse o no contagiarse».

Otro evento en el que la policía está trabajando es las fiestas del llamado «Último primer día», en la que asisten adolescentes que cursan el último año del secundario. Ante esto, el subsecretario de Seguridad expresó: «algunos inescrupulosos están ofertando sus fincas, sabiendo que esos lugares están un poco ocultos del control normal de la policía. Les compran a los jóvenes por adelantado, estamos trabajando al respecto, son fiestas clandestinas. Ni desde el Ministerio de Educación ni de Turismo y Cultura se han convenido este tipo de eventos, porque todos buscan hacerlo a través de la clandestinidad, no en forma directa ni con salones de eventos, que ellos sí están trabajando con protocolos». Además agregó: «Estamos trabajando en eso, porque nadie quiere dar datos. Es una situación que expone a todos».

¿Qué opinas de esta nota?