Los padres del ladrón, que murió tras ser atropellado por un vecino, piden justicia: «No merecía este final»

«Él tuvo errores, fue un delincuente, pero lo pagó en la prisión. Ahora que se encargue la Justicia de lo que hizo este otro pibe y su familia tendrá que sufrir lo mismo que sufrimos nosotros, aunque con una gran diferencia: ellos seguirán viéndolo cada vez que puedan y yo voy a tener que ir al cementerio sin poder verle la cara a Diego porque está enterrado», expresó el hombre. 


Luego de las marchas de vecinos para reclamar la liberación del hombre que sufrió un asalto de motochorros, a los que luego atropelló y mató, los padres de uno de los delincuentes salieron a pedir justicia.

«Ahora mi hijo ya no está más. A lo mejor murió como quería. También es cierto que a él un muchacho lo condenó a muerte por un robo y ahora ya no lo tengo”, cuestionaron los padres de Diego Quiroga García, quien tenía 25 años.

Quiroga García y su cómplice Luciano Escudero (29), armados, asaltaron el jueves pasado en el barrio Fisherton de Rosario a un joven de 25 años que había salido de una sucursal bancaria y le robaron una mochila que contenía 2.000 dólares y 2.000 pesos.

Luego se dieron a la fuga en su moto y la víctima los persiguió unas seis cuadras con su camioneta hasta que los atropelló. Quiroga García murió en el acto y Escudero falleció un día después en el hospital.

En declaraciones a La Capital, el padre de uno de los motochorros contó que hace dos añis su hijo había salido de la cárcel y que desde entonces trabajaba con él como fletero.

«Por eso no se merecía este final, aplastado en una vereda como un perro», sostuvo Alberto, quien añadió: «Él tuvo errores, fue un delincuente, pero lo pagó en la prisión. Ahora que se encargue la Justicia de lo que hizo este otro pibe y su familia tendrá que sufrir lo mismo que sufrimos nosotros, aunque con una gran diferencia: ellos seguirán viéndolo cada vez que puedan y yo voy a tener que ir al cementerio sin poder verle la cara a Diego porque está enterrado».

«¿Sabés la cantidad de veces que pedí que mi hijo estuviera preso? ¿Sabés la cantidad de veces que le pedí a Dios que lo sacara de la calle? Porque lo quería vivo, y ya no lo tengo más», se lamentó por su parte Mónica.

La mujer afirmó que su hijo menor tiene miedo de ir a la escuela por los mensajes intimidantes que recibe a través de las redes.

«Ahora no quiero saber más nada. Que la Justicia determine si fue un robo o no. Si mi hijo tenía que estar preso lo hubiese estado, pero lo mataron y eso es mucho peor que robar», consideró Alberto, y remarcó que el conductor «prefirió hacer justicia por las de él y ahora lo tiene que pagar con la cárcel».

La víctima del robo que atropelló a los delincuentes fue imputado por doble homicidio simple y el juez Román Lanzón hizo lugar al pedido de prisión preventiva del fiscal, por un plazo de 60 días.

Fuente: Telefe Noticias

¿Qué opinas de esta nota?