La emotiva despedida del director del Hospital de Niños de San Juan: «Llegó el funeral de mi gran pasión»

El sanjuanino Miguel Herrero escribió una emotiva carta en las redes sociales para despedirse del personal y de su profesión. 


Tras años de servicios, de noches de tristeza, de días de muchas alegrías, de anécdotas, risas y llantos con compañeros y colegas, Miguel Herrero se jubila y se retira de las salas hospitalarias. El sanjuanino es el actual director del Hospital de Niños de la Provincia y en el día de su cumpleaños recibió la notificación de ANSES sobre su salida.
«Morir de golpe», así decidió titular la carta de despedida que publicó en su cuenta de Facebook e hizo emocionar a decenas de sanjuaninos que lo conocen y saben de su entrega y vocación por la medicina. «Te llega la carta y sientes que se congela todo , te tienes q ir y te miras , te revisas , te preguntas y no hay respuestas , te sientes bien, lúcido , con fuerzas y mucho para dar y nadie te pregunta nada , te debes ir , llegó el ocaso de mi vida , llegó el momento de asistir al funeral de mi gran pasión , ver en persona la muerte , no hay peor infierno que asistir a las exequias de nuestros propios deseos», escribió sentido el profesional de la salud.
«Viene el desapego , la ausencia de propósitos, la apatía , esa es la muerte y no la otra .
No iré a dar maíz a las palomas pero veré encanecido mis cabellos seguro en poco tiempo y lo sé», anticipó emocionado el doctor Herrero.
LA CARTA COMPLETA:
Pasó casi medio siglo que transito hospitales , el viejo hospital Clinica de CORDOBA , él también viejo hospital de niños de CORDOBA, el Marcial Quiroga muchos años, Neonatologia del Rawson me vio todos los días de 3 años donde aprendí el manejo de los más pequeños , el viejo Hospital de niños del Rawson y ahora el nuevo Servicio de pediatría del Rawson de quien soy su jefe .
Transitar por sus pasillos y salas fue lo más hermoso que me pasó en la vida , en ellos conocí y experimenté todas las sensaciones, el amor a la vida y el odio a la muerte inmerecida, la lucha por salvar un niño hasta dar la ultima gota de sudor , el abrazo con un padre y el llorar junto con ellos .
Miles de anécdotas pasan por mi mente , de las bonitas y de las más horribles .
Pero esa fue mi vida y quien me conoce en lo íntimo sabe nunca renegué de ir a mi querido hospital sea la hora que fuese que me necesitara , iba con alegría y esperanza.
Luego me tocó la gestión como jefe y ahí si me llené de adrenalina día a día , tuve la suerte de dar con gente extraordinaria que entendió mi mensaje y juntos hicimos el gran Servicio de Pediatría q nos enorgullece hoy, gracias Dra Beatriz Salanitro, ex ministro Dr.Castor Sánchez, ex secretario Dr Roberto Correa , gracias, pues sin uds no hubiera sido posible , también conté con una compañera increíble para luchar y hacer , gracias Dra Roxana Gregorini, ni hablar de mis queridas secretarias Analí , Eugenia y Silvia q soportaron mis cambio de humor y respondieron siempre , trabajadoras , respetuosas y bien profesionales.
Meche mi vida trabajando en Carpintería donde iba al centro de salud en mi poderoso Fiat 600 que recalentaba pero siempre me hizo llegar, Colegio Médico 4 periodos en diferentes cargos, Sociedad de Pediatría donde dejamos huellas profundas, Salud publica como jurado de la 2580 que finalmente nos robaron , bueno mucho dar y dar para dignificar a mis colegas.
En fin, una larga historia.
Pero todo termina y no siempre bien como es mi caso .
Te llega la carta y sientes que se congela todo , te tienes q ir y te miras , te revisas , te preguntas y no hay respuestas , te sientes bien, lúcido , con fuerzas y mucho para dar y nadie te pregunta nada , te debes ir , llegó el ocaso de mi vida , llegó el momento de asistir al funeral de mi gran pasión , ver en persona la muerte , no hay peor infierno que asistir a las exequias de nuestros propios deseos .
Y viene el desapego , la ausencia de propósitos, la apatía , esa es la muerte y no la otra .
No iré a dar maíz a las palomas pero veré encanecido mis cabellos seguro en poco tiempo y lo sé.
Bueno, Gracias a todos los q me acompañaron y no quiero ser cursi por lo q no nombrare a nadie porque hay personas q fueron obvias en mi vida para poder llegar.
Gracias a todos y a este maldito estado Argentino que un día te pega un golpe de muerte sin preguntar ni siquiera como te sientes.
Adiós

¿Qué opinas de esta nota?