La ODISEA de una periodista con su MARIDO, internado por COVID hace más de un año

La conductora vive un infierno mientras trata de sostener a su familia y afrontar las deudas y gastos médicos.


A mediados de marzo del 2020, la pandemia de coronavirus irrumpía en el planeta para cambiarlo todo. Su golpe en aquellos días afectaba principalmente a Europa, donde ni el Príncipe Carlos se salvaba del virus letal.

Ella había hablado con el Príncipe durante la entrega de los premios «Prince’s Trust» el 11 de marzo, días antes de conocerse la infección de Carlos. «Alrededor del 29/30 de marzo, llegué a casa y vi a mi marido en muy mal estado. Le dije: ‘Dios, Derek, te ves enfermo'», relató Kate sobre los días en que comenzaba la pesadilla.

Llegué a casa y vi a mi marido en muy mal estado. Le dije: 'Dios, Derek, te ves enfermo'". Foto: Captura TV
Llegué a casa y vi a mi marido en muy mal estado. Le dije: ‘Dios, Derek, te ves enfermo'». Foto: Captura TV

«Dijo que tenía dolor de cabeza, entumecimiento en la mano derecha y que le costaba respirar. Llamé al Dr. Hilary (Jones) que habló con Derek y después pidió hablar conmigo nuevamente». El médico fue contundente con Kate: «Creo que necesitas llamar a una ambulancia». 

Derek, de 52 años, fue ingresado en el hospital el 30 de marzo con muy bajos niveles de oxígeno y permaneció inconsciente, internado en cuidados intensivos. Mientras tanto Kate y los dos hijos de la familia permanecían aislados en su casa transitando la enfermedad con síntomas leves.

«Esta no será la última vez que me vas a ver»

Kate contó que, cuando lo subieron a la ambulancia, él le dijo: «Esta no es la última vez que me verás. No lo es». Aunque para ella esa frase revelaba el miedo que tenía: «Él nunca habría dicho eso si al menos una pequeña parte de él no se hubiera preguntado si iba a morir».

"Todavía se encuentra en una condición profundamente crítica" Foto: Captura TV
«Todavía se encuentra en una condición profundamente crítica» Foto: Captura TV

Las noticias que llegaban desde el hospital eran dramáticas: «Derek permanece en cuidados intensivos y todavía está muy enfermo. Me temo que sigue siendo un momento insoportablemente preocupante», contó la mujer que debió hacerse cargo de la familia y tuvo que dejar su trabajo en TV.

El cuerpo del paciente fue «universalmente afectado» por la enfermedad, lo que significa que se ha dirigido a sus pulmones, corazón, riñones, hígado y páncreas.

Durante la montaña rusa de aquellos días, Kate no tenía descanso, no podía parar de sufrir por la dramática situación de su esposo: «Sus mensajes se volvieron cada vez más desesperados. Fue desgarrador leerlos».

Derek es el paciente de Covid con la recuperación más larga. Foto: Captura TV
Derek es el paciente de Covid con la recuperación más larga. Foto: Captura TV

Al ser consultada por los medios sobre la salud de su marido, Kate relató: «Me temo que todavía se encuentra en una condición profundamente crítica, pero todavía está aquí, lo que significa que hay esperanza».

Con algunos problemas económicos, sumados al apoyo psicológico que debía darle a sus hijos, Kate se sostenía en medio de una incertidumbre total: «El viaje para mí y mi familia parece estar lejos de terminar, ya que cada día mi corazón se hunde mientras aprendo formas nuevas y devastadoras en las que este virus tiene más batallas para que Derek pelee».

En junio, la conductora informó que su marido ya no tenía presencia de coronavirus en su cuerpo, pero todavía debía reponerse del daño que el covid había causado en sus órganos vitales.

"Es una situación única, por lo que (los médicos) están buscando soluciones únicas". Foto: Captura TV
«Es una situación única, por lo que (los médicos) están buscando soluciones únicas». Foto: Captura TV

Cuatro meses después de que Derek fuera internado, el hombre finalmente despertó del coma. Sin embargo su estado todavía era extremadamente grave y ni siquiera podía abrir los ojos. Garraway afirmó que la recuperación podría demandar «años».

Para septiembre Derek ya se había convertido en el paciente de Covid con la recuperación más larga. En ese contexto Kate anunció que volvería a la radio para que su esposo pudiera escuchar su voz en el hospital.

«Dolor»

En una videollamada Garraway se emocionó al escuchar a su marido hablar por primera vez en siete meses. ¿Cuál fue la palabra? «Dolor», qué otra podría ser… Mientras tanto la familia peleaba contra los dramas que surgían: deudas, problemas hogareños como la rotura de una heladera o la inundación de la casa que solo agravaban el drama.

Después de siete meses pudo decir una palabra: "Dolor". Foto: Captura TV
Después de siete meses pudo decir una palabra: «Dolor». Foto: Captura TV

También le tocó sufrir el robo de su auto. En el hospital la lucha continuaba, Derek entraba y salía del coma y agotado, lanzó una frase letal en una llamada telefónica con Kate: «Te quiero en el funeral».

El frío, la época navideña el cansancio del confinamiento y el dolor por una lucha que parecía no darle respiro tuvieron una pausa en los últimos días de diciembre cuando Kate y sus hijos Darcey (15) y Billy (11) pudieron visitar a Derek en el hospital durante el período navideño.

Finalmente, en abril, después de más 373 días en el hospital, Derek pudo regresar a casa. «Es una situación única, por lo que (los médicos) están buscando soluciones únicas». La presentadora de Good Morning Britain, describió este año transcurrido cómo la experiencia más dura de su vida.

En los últimos días de diciembre cuando Kate y sus hijos Darcey (15) y Billy (11) pudieron visitar a Derek en el hospital.Foto: Captura TV
En los últimos días de diciembre cuando Kate y sus hijos Darcey (15) y Billy (11) pudieron visitar a Derek en el hospital.Foto: Captura TV

Sin embargo, el estado de Derek sigue siendo crítico y no se sabe exactamente si podrá volver a ser el mismo. «No ha recuperado el habla y sigue gravemente enfermo. Los médicos dicen que fue el paciente más grave que sobrevivió al virus.

Para poder recibirlo en su hogar Garraway tuvo que adaptar su casa para que sea más accesible para su esposo, que no puede moverse ni hablar por sí solo y aún necesita estar en una camilla o silla de ruedas.

Instaló una rampa fuera de su propiedad, además de convertir su garaje en un cuarto especialmente preparado para tratarlo. Ahora se cree que enfrenta facturas médicas que le cuestan decenas de miles de libras y es por eso que debió ser asistida por sus amigos.

Ahora se cree que enfrenta facturas médicas que le cuestan decenas de miles de libras. Foto: Captura TV
Ahora se cree que enfrenta facturas médicas que le cuestan decenas de miles de libras. Foto: Captura TV

Draper trabajará con fisioterapeutas y logopedas como parte de su recuperación. Garraway también reveló que su casa ha sido equipada con un sistema de alarma en caso de que Draper necesite atención urgente. «Él puede presionar un botón con su mano derecha si nos necesita».

«Esperamos que esto sea algo definitivo y que no tenga que volver al hospital».

Futuro difícil de pronosticar

El Dr. Ron Daniels, intensivista del NHS, explicó, en diálogo con el Daily Mail, qué fue lo que sucedió con este caso y cuáles son los motivos por los que su recuperación ha sido tan compleja,

Después de más 373 días en el hospital, Derek pudo regresar a casa. Foto: Captura TV
Después de más 373 días en el hospital, Derek pudo regresar a casa. Foto: Captura TV

«Es un poco como tener un yeso después de romperse la pierna, cuando se desprende seis semanas después, la pierna está desgastada, está mucho más delgada y tienes que someterte a un fisioterapeuta para recuperar la fuerza.

«Ha estado atrapado en una cama de hospital con una enfermedad grave, sin hacer ejercicio nunca. Habrá perdido una cantidad significativa de masa muscular como resultado de la descomposición de su cuerpo ‘.

Sobre la incapacidad de Derek para hablar, el Dr. Daniels dijo que el costo cognitivo de estar en coma durante cuatro meses, así como el daño cerebral causado por la enfermedad en sí, podrían estar contribuyendo.

«Además del fallo cognitivo y las consecuencias de estar tanto tiempo en coma, tendrá un daño subyacente por el Covid, incluido al daño a las fibras nerviosas. su capacidad de hablar podría tardar mucho en recuperarse y es posible que su función cognitiva no se resuelva por completo».

Clarín

¿Qué opinas de esta nota?