Tras la muerte de la cajera sanjuanina, PIDEN que los empleados de COMERCIO sean VACUNADOS contra el covid

Lorena Díaz murió a sus 47 años a causa del coronavirus. Era cajera de la sucursal de Supermercado Vea en Villa Krause y, ante esto, empleados de comercios reclaman vacunación. «No les interesamos a nadie», reclamó una trabajadora.


Lorena Díaz, murió este domingo luego de perder la batalla contra el coronavirus. La sanjuanina, era cajera de la sucursal del Supermercado VEA en Villa Krause y, tras su partida, sus compañeros la despidieron con mucho dolor. Pero, además, recalcaron el trato hacia los empleados de comercio y reclamaron por la inclusión de estos en el Plan Provincial de Vacunación.

Una compañera de Lorena, posteó un extenso y sentido mensaje en su cuenta de Facebook. Triste por la pérdida de su amiga, protestó por la vacunación a todos sus colegas. «Lamentablemente, estamos aún lxs empleadxs de comercio esperando recibir alguna vacuna, que le sobre por ahí a algún político, a algún sindicalista, a alguien…».

La protagonista de este mensaje fue Yanina, quien compartió muchos momentos con Lorena y muchas experiencias en las cajas del supermercado VEA. Allí, incluso, se convirtió en oídos de los clientes: «pasamos a ser grandes escuchadores de los clientes. Ahí estamos para sonreírles y darles fuerzas, porque mucha gente te transmite el miedo que les genera todo esto. Ahí estamos para simplemente charlar un ratito del clima, para que nos olvidemos, por un momento, de todo lo malo.», expresó.

Sin embargo, consideró que no son valorados. «No le interesamos a nadie. Somos solo un número de legajo», afirmó.

«Que pena tan grande que no se valore la vida… que pena tan grande que nuestra vida no le importe a nadie!», sostuvo Yanina, que posteó envuelta en lágrimas «de impotencia de dolor» por un hijo que «quedó sin su mamá».

Ante esta pérdida, Yanina y el resto de los empleados de comercio comenzaron a reclamar por la vacunación contra el Covid-19. Ellos consideran que están demasiado expuestos y, a su vez, nadie valora su labor.

En cuanto a lo expresado por Yanina, hoy la sucursal abrió normalmente y, en este contexto, intentó hacer «una sentada en la puerta y no abrir o no dejar entrar», sin embargo, la trabajadora aseguró que solo reciben amenazas y sus compañeros tienen miedo a perder el trabajo. «Este es el nuevo mundo, el mundo de mierda que les estamos dejando a nuestrxs pibes», sentenció.

¿Qué opinas de esta nota?