Gastronómicos sanjuaninos afirman que es difícil hacer cumplir el protocolo porque la gente «NO HACE CASO»

Ante una ola de clausuras a locales nocturnos por la falta de cumplimiento de protocolos de bioseguridad, el sector empresario explicó que a la gente se molesta cuando les hacen cumplir las medidas.


Por Lucas Laciar

Fotos exclusivas de Leandro López y Emiliano Michelli para DIARIO MÓVIL

El titular de la Cámara de Hoteleros y Gastronómicos de San Juan, Luis Tallara, analizó en diálogo con Diario Móvil, la situación de los locales gastronómicos que deben hacer cumplir los protocolos de bioseguridad en el marco de una crisis fulminante que los tiene como «los más golpeados de la pandemia».

Si bien aclara que ninguno de los locales nocturnos clausurados por falta de protocolos, pertenecen a su institución, explicó que, «sin ánimos de excusarlos ni victimizarlos, hay que tener en cuenta que el comportamiento de algunas personas, hace difícil que los comerciantes puedan sostener en el tiempo el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad«.

En este contexto, el empresario recalca que «eso pasa por la falta de conciencia cívica y social, porque no solamente hay efectos en contagiarse si no se respetan los protocolos, sino que contagian a la población y sus familiares».

«Es muy difícil hacer observar el protocolo, la gente se molesta»

Tallara afirma que «desde el punto de vista del restaurante o negocio, es muy difícil hacer observar las faltas al protocolo. No podemos ponernos en papel de policía, estamos tratando de hacer observar los protocolos pero se hace difícil en una población donde la gente no está en ese pensamiento».

El empresario cuenta que «la gente se enoja cuando le piden que no bailen, que no se junten y todas estas cosas que resultan simpáticas o agradables a muchas personas les ocasiona algún malestar».

«Son medidas muy antipáticas las que tenemos que imponer», reconoce Tallara, mientras que consultado sobre si los locales que cumplen de forma más estricta los protocolos pierden clientes, porque a los clientes no le gusta que les estén pidiendo que respeten las medidas, responde que «por supuesto».

«No nos victimizamos, pero sí sabemos que somos el sector más impactado»

De igual modo indica que «aconsejamos que se cumplan las normas protocolares en todos los negocios y mucho más en nuestros asociados porque de esa forma no van a ser observados y vamos a trabajar permanentemente porque es mejor trabajar cumpliendo los protocolos, que sin cumplir y que te clausuren».

Los restaurantes en jaque

Tallara lamenta que «a esta altura, la facturación ha caído tanto y está tan débil que no alcanza. Pero, por lo menos ayuda a mantener los negocios sin serrarse. Somos el sector mas golpeado donde se han perdido más puestos de trabajo».

«No hay estadísticas exactas y es muy difícil sacar un número porque hoy, debe haber un 80% en negro».

En tal contexto agrega que «estamos muy complicados, eso dicen las estadísticas: Por un lado han habido entre 25 y 30 negocios que han cerrado en la gastronomía en todo este tiempo de pandemia.  Y llevamos entre 10 y 15 establecimientos hoteleros cerrados, las estadísticas no mienten».

Por ultimo, el empresario analiza que si bien las habilitaciones tienen que estar al día, «porque nadie quiere que lo clausuren, se hace muy difícil lograr las dos cosas: el estatus sanitario y el mantenimiento de la economía. Pero hay que intentar hacerlo».

¿Qué opinas de esta nota?