Tras recibir un disparo que iba para su mamá y estar internado, Matheo logró pararse: «Es un MILAGRO»

En abril se interpuso entre los motochorros y su mamá y recibió un disparo. Estuvo en terapia intensiva, se sometió a una doble cirugía y ahora se puso de pie con ayuda del kinesiólogo.


La historia de Matheo Bautista, de 14 años, oriundo de Tucumán, conmovió a todo el país, tras ser gravemente herido de un balazo al interponerse entre los motochorros y su mamá.
A casi un mes de lo sucedido sigue internado, pero este jueves logró pararse con ayuda del kinesiólogo. «Ahora esperamos una resonancia para ver cómo siguen los otros órganos», contó Lorena Sánchez, su mamá.

«Con ayuda del kinesiólogo se paró, merendó sentado en la cama. La cirugía fue un milagro», dijo.

El caso

Lorena Sánchez, de 46 años, y su hijo Matheo habían ido el sábado 17 de abril a donar ropa a un hogar ubicado cerca de la calle Torres Posse 1.800.

Matheo se bajó con la bolsa mientras su mamá esperaba en la moto, sin reparar en la presencia de dos hombres que se acercaron en otro rodado similar.

Uno de ellos fue directo a Matheo y, sin decir nada, le disparó al pecho, ante la desesperación de la mujer, que dejó la moto para socorrerlo. En eso el que había disparado tomó el celular del chico y se subió a la moto de la mujer y huyó.

Los vecinos llamaron a una ambulancia que se llevó al chico al Hospital de Niños.

¿Qué opinas de esta nota?