“Gracias a Diego llevo una vida normal”: MARADONA le salvó la vida jugando un amistoso en un potrero

“Lloré mucho el año pasado cuando me enteré de su muerte”, le dijo Luca a TN Deportivo y contó cómo vive gracias a aquel partido histórico jugado en 1985. El Diez desobedeció la orden del presidente del Nápoli, juntó a sus compañeros y fue a una canchita en los suburbios para ayudarlo a él.


Esta historia se dio en un pueblo ubicado a 25 kilómetros de Nápoles y si bien todos los hechos son fácilmente contrastables y verídicos (hasta hay imágenes de lo sucedido aquella tarde), el relato parece surgido de un cuento mitológico en el que Dioses bajan a la tierra; se entremezclan con los humanos y dirimen contiendas en el barro de lo mortal, lo finito. Justamente el barro, es uno de los protagonistas, el otro es el propio Diego Maradona y por último, pero no menos importante, es Luca.

¿Quién es Luca? el chico por el que esta historia surrealista cobra sentido. Luca nació con un problema maxilofacial y para mejorar su calidad de vida necesitaba someterse a una costosa operación en Francia. La familia no contaba con el dinero: fue entonces cuando el padre del nene le comentó su situación a Pietro Puzone, amigo de la infancia y compañero de Diego en Nápoli, que movió cielo y tierra para ayudarlo.

Hoy a los 37 años, recuerda con cariño lo que hizo Maradona por él. “Gracias a Diego tengo una vida nueva”, le comentó a TN Deportivo. ”Soy un hombre feliz gracias a Maradona. Mi papá, que hoy no lo tengo conmigo, me contaba que Diego era una persona humilde, igual que los napolitanos, por eso lo querían tanto acá “, dice.

Aquella tarde del partido en el barro, el público se fue extasiado de fútbol, pero lo más importante es que lograron recaudar el dinero que necesitaban para realizarle la operación que necesitaba. Ese nene hoy tiene 37 años y habló con TN Deportivo sobre cómo ese gesto del Diez le cambió la vida.

-¿Cómo conoció Diego Maradona tu situación?

-Mi papá era muy amigo de Pietro Puzone, compañero de él en Napoli. Pietro le contó de mi situación a Diego. Yo había nacido con un problema maxilofacial y necesitaba una operación para que me reconstruyan el paladar.

-En 2002 participaste en un programa que contaba tu historia y pudiste hablar con él. ¿Cómo fue ese encuentro?

-Fue una emoción indescriptible, es algo que voy a recordar toda mi vida. Me abrazó y me dijo que me había convertido en un hombre; que recordaba aquel partido en el barro y mi historia.

-¿Cómo te enteraste de su muerte?

-Yo estaba trabajando, me lo contó una amiga por Instagram. No salí del shock por varios días, lloré mucho.

-¿Qué significa Maradona en tu vida?

-Gracias a él tengo una vida nueva, gracias a él soy lo que soy. Hoy tengo una vida normal y si bien luego de esa operación tuve que someterme a varias más, ese fue el puntapié inicial para tener la vida que llevo hoy. Soy un hombre feliz gracias a Maradona. Mi Papá, que hoy ya no lo tengo conmigo, me contaba que Diego era una persona humilde igual que los napolitanos, que venía de la pobreza y por eso lo querían tanto acá.

Diego Maradona, en Napoli (AP)

El encuentro entre Luca y Diego muchos años después

En 2002, Maradona fue invitado al programa “Hay una carta para ti” que se emitía por el canal 5 de la TV italiana. Varias personas brindaban su testimonio y le agradecían a Diego por todo lo que le había dado a Nápoles. Ahí apareció un joven que le dijo: “Cuando era niño mi padre me llevó contigo; viste mis problemas maxilofaciales e hiciste un acto de benevolencia por mí. Quiero agradecerte todo lo que hiciste”. Era Luca, que luego de 50 operaciones, le expresaba toda su gratitud al Diez.

¿Qué opinas de esta nota?