21.7 C
San Juan
martes 18, enero, 2022
Inicio Más Noticias ORGULLO: es chapista y a sus 83 años se RECIBIÓ de abogado

ORGULLO: es chapista y a sus 83 años se RECIBIÓ de abogado

Se trata de Osvaldo Ojeda, quien comenzó a estudiar Derecho a los 68 años. Quince años después se recibió a pesar de todas las dificultades.


Un abuelo de 83 años demostró constancia y dedicación, pese a las dificultades que le presentó la vida. Se trata de Osvaldo Ojeda, quien toda su vida trabajó de chapista y, ahora, se recibió de abogado. Pasaron 15 años desde que decidió estudiar por su hijo y su tan ansiado momento llegó.

Todo comenzó cuando Osvaldo tenía 68 años. Su hijo fue nombrado fiscal de instrucción y él decidió que este debía tener un padre abogado.

«Imagínese, yo soy chapista, trabajé durante 60 años en mi taller. Estaba en las antípodas del derecho, era otra cosa, un sueño», dijo. Y lo hizo.

«Se me metió en la cabeza que tenía que ser abogado. Fue muy complicado para mí, me costó muchísimo, me enfermaba de los nervios, pero finalmente lo logré», indicó el hombre, que cursó sus estudios en la Facultad de Ciencias Sociales y Políticas de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) en la provincia de Corrientes.

«Me enfermaba por los nervios, en la época de exámenes. Me trató mal, pero lo superé», explicó y añadió que al principio fue complicado, llegaba y todos pensaban que era el profesor.

Tiene 83 años

Ojeda dijo que le costó una década y media terminar la carrera. «Durante los 15 años que cursé, me tuve que sentar adelante, en la primera fila, no porque quisiera, sino porque era la única forma de escuchar y ver bien», señaló.

Además, aseguró que le resultó difícil la integración con sus jóvenes compañeros de la Facultad. «Ellos hacían jodas y se mataban de risa. Y cuando estudiábamos en grupo también era difícil para mí adaptarme, por eso les pedía a los profesores para hacer los trabajos solo. Lo aceptaron y me fui acomodando», indicó.

Ya trabaja de abogado

«Ahora ya estoy trabajando de abogado, tengo práctica, aunque no lo necesito para vivir porque tengo mi taller con personal de chapa y pintura», remarcó.

Igualmente, su título universitario será el motivo de una celebración comunitaria en el barrio: «Haremos una gran fiesta para mediados de enero, frente a mi casa en el barrio Libertad y ya estamos pidiendo autorización para cortar la calle».

¿Qué opinas de esta nota?