La advertencia antes del crimen de la mamá del nene de 2 años asesinado: “Antes de dárselo a él, me lo llevo conmigo”

Fue el último video que la madre de Milo le envió al padre del nene, que este lunes iba a obtener la tenencia temporal del chiquito que murió asfixiado.


Milo Alexander Derto, de dos años, llegó sin vida al Hospital Garrahan de Parque Patricios en la madrugada de este sábado luego de que su madre lo estrangulara. La mujer, de 29 años y llamada Paula Guerrero, fue detenida por el crimen que habría cometido luego de recibir un llamado de la Justicia en el que se la avisó que iba a perder la tenencia del menor.

En las últimas horas se dio a conocer la existencia de un video, en el que Paula lanza una premonitoria frase sobre el futuro del pequeño, dirigida especialmente hacia su padre, Felipe Derto, quien le había pedido a la Justicia su tenencia: «Antes de dárselo a él, me lo llevo conmigo».

El jueves fue la última vez que Felipe vio a Milo. Notó que la madre del nene no estaba en condiciones de cuidarlo e hizo una presentación ante la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) para acceder a una tenencia temporal.

«Este lunes se lo iban a dar, pero esta mujer lo mató», cuenta Ayelén, la tía de Milo, a Clarín.

Aquel video fue la premonición de lo que iba a suceder. El viernes, la madre de Milo fue notificada de lo que la justicia iba a hacer este lunes. Los mensajes, los audios y los videos siguieron durante el fin de semana. Hasta que el domingo a la tarde, Paula llamó a una tía suya y le dijo que el nene no respiraba. Cuando este familiar llegó a la casa, en Parque Patricios, se encontró ya con la espantosa escena. Llamó a la policía, que activó un protocolo de traslado de urgencia pero antes de llegar al hospital el chiquito ya había muerto,

El reporte policial indica que el hecho ocurrió este domingo a la tarde en una casa de la avenida Caseros al 2400. Los médicos confirmaron que Milo había muerto por un paro cardiorrespiratorio y que presentaba heridas compatibles con un mecanismo de asfixia.

Tras la muerte de Milo, la Fiscalía Criminal y Correccional 30, a cargo de Marcela Sánchez, dispuso la declaración testimonial del médico que asistió al niño y el traslado de la madre al hospital Penna para un informe interdisciplinario.

Luego, el padre de Milo aportó los datos de lo ocurrido durante los últimos días, la seguidilla de mensajes y videos, y el pedido que había hecho para tener la guarda. Esto derivó en que el Juzgado en lo Criminal y Correccional 3, a cargo de Osvaldo Bonanno, ordenara el allanamiento de la casa de la mujer y su detención, la cual se formalizó este lunes.

Paula Guerrero fue trasladada a la Alcaidía 12 B de la Policía de la Ciudad.

En el allanamiento se secuestraron dos celulares, una tablet y varios elementos relacionados con la causa, entre ellos prendas de vestir y almohadas. La causa fue caratulada como «averiguación de muerte por causa dudosa».

«Ellos se separaron ahora, el 1° de enero, pero mi hermano se había querido separar muchas veces. Ella era muy agresiva. Era de una manera cuando estábamos en familia o en una reunión y cuando estaba sola con mi hermano era de otra. Felipe nos contaba pero además lo veíamos con golpes, marcas, rasguños…», detalla Ayelén.

Guerrero tiene otro hijo, llamado Ciro y de unos 8 años, de una pareja anterior. «Sabemos que a su otro hijo le pegaba, estamos en contacto con el papá de Ciro y nos cuenta que vivía el mismo calvario», agrega la mujer.

Ayelén recuerda que Felipe y Paula se conocieron trabajando en un restaurante de San Telmo, hace unos cuatro años. Todo cambió cuando nació Milo: «Y cada vez que él quería separarse, ella empezaba con esas cosas, inventaba que el nene estaba enfermo, que le había pasado algo, cualquier cosa para que mi hermano volviese con ella».

Felipe, el padre de Milo, hizo varias presentaciones judiciales en medio de esas instancias de separación. «En Burzaco, en Lanús, en Capital… Pedía tener la tenencia. No denunciaba las agresiones que recibía por parte de ella, por vergüenza», reconoce Ayelén, quien además recuerda que su hermano le había dicho que este sábado iba a ver a Milo.

El caso de Milo recuerda el de Lucio Dupuy, el nene de 5 años que fue asesinado a golpes el 26 de noviembre de 2021 en La Pampa. Por ese caso están detenidas su madre, Magdalena Espósito Valenti (24) y su pareja Abigail Páez (27). Están acusadas de «homicidio simple» y en el caso de Valenti, «agravado por el vínculo».

«Ahora estamos esperando el cuerpito de Milo para despedirlo. Mi hermano ya declaró, contó todo y ella quedó detenida. Espero que no salga nunca más», cierra Ayelén.

¿Qué opinas de esta nota?