Sigue los pasos de su papá: Aarón, con 4 años, luce orgulloso su hermoso traje de bomberos

El pequeño de Pehuenia es uno de los 10 “herederos” del cuerpo de Bomberos Voluntarios que día a día transitan por el cuartel y lleva en la sangre la pasión de su papá.


Lo que se hereda, no se roba, dice el dicho; y eso aplica a la pasión que Aarón heredó de su papá: el ser bombero. Con tan solo 4 años, el pequeño neuquino ya luce su mini traje cada día en el cuartel de Pehuenia.

“¡Somos familia! Somos todos Bomberos Voluntarios”, escribieron en la cuenta de Facebook del cuartel al ver la historia de Aarón en los medios. En diálogo con LMNeuquén, Jorge Luengo, papá del niño y quién le inculcó el amor por el cuartel, comentó que son varios los compañeros que tienen a su familia relacionada con el cuartel.

“Nuestros hijos desde muy chiquitos están en el cuartel. Mi hijo Aarón es uno de esos bomberitos y siempre anda con su traje de bombero. Él ya tiene su equipo y en muchas actividades de bomberos, siempre que se pueda y no represente peligro, ellos aportan su presencia y colaboración”, detalló el sargento de bomberos del cuartel de Pehuenia.

Ante esta situación es imposible que este padre esconda su orgullo tanto de pertenecer al cuerpo de bomberos de su pueblo, como que si hijo sienta la misma pasión que él. “Son nuestro futuro y apostamos a que ellos tengan la mejor preparación y la mejor educación en valores”, sostuvo.

Los más “peques” del cuartel son “Luchi” de tres años y Aarón, un año más grande; mientras que los “herederos” más grandes tienen entre 14 y 16 años, y están en condiciones de ingresar como aspirantes al cuerpo activo. En total son 10, los chicos y chicas que aseguran querer seguir los pasos de sus familiares y llevar con honor el traje de Bomberos Voluntarios.

Los bomberos no solo se ocupan de controlar los incendios, sino que están involucrados en las actividades sociales y turísticas de Pehuenia; este es el caso de la gran paella gigante que hicieron el pasado Viernes Santo, donde tanto Aarón como los demás mini bomberos colaboraron y se llevaron todas las miradas por la seriedad y responsabilidad con las que realizaban sus tareas.

Este tipo de eventos son “una ayuda económica muy importante para nuestra institución: para garantizar su equipamiento y su funcionamiento. Es un compromiso que tenemos todos los años para venir a colaborar y participar y sobre todo ayudar para que todo salga perfecto como tiene que salir”.

¿Qué opinas de esta nota?