El estado de las rutas en San Juan por el intenso viento

Desde Vialidad informaron las condiciones de los principales accesos de la provincia.


A primera hora de este miércoles lloviznaba en parte de la provincia y, en ese contexto, la Dirección Nacional de Vialidad dio a conocer el listado sobre el estado de rutas en San Juan.

A continuación, el detalle:

– RP 436 (149) hacia Iglesia por el Colorado. Transitable. Llovizna.

– RN A014, RN 20, transitables.llovizna.

– RN 40 sur hacia Mendoza Transitable.

– RN 40 Norte hacia Jáchal transitable.

– RN 150 Jáchal Rodeo. Transitable. Llovizna

– RN 150 Jáchal Ischigualasto. Transitable.

– RN 149 Calingasta.llovizna. Transitable.

– RN 149 Iglesia Transitable. Llovizna

– RN 153 Pedernal departamento Sarmiento Transitable.

– RN 141 hacia Chepes La Rioja Transitable.

– Rutas del Departamento Valle Fértil transitables.

Sugerencias para conducir con lluvia

– En caso de que la lluvia se copiosa (abundante) o no, disminuir la velocidad sobre todo en vías rápidas como rutas y autopistas.

– No exceder las velocidades máximas.

– Aumentar la distancia de seguimiento con los vehículos que lo preceden y estar muy atento a los espejos retrovisores.

– Emplear el acondicionador de aire en modo frío, para desempañar los cristales del vehículo.

– Evitar los carriles que tienen «huellas» producidas por el hundimiento del pavimento

– Evitar las maniobras bruscas, tanto de frenado como de cambio de dirección y alertar siempre a través de los faros de giro.

– En caso de necesitar detener el auto estacione a distancia prudente y colóquese chaleco reflectívo que posee en el kit obligatorio.

– En caso de «sentir» que el auto «flota», no frenar, solo levantar el pié del acelerador hasta que se reestablezca el control direccional del mismo

– Extremar las precauciones durante los primeros treinta minutos de lluvia. Tanto en la ciudad como en ruta, los primeros momentos de las precipitaciones son los más peligrosos debido a la formación de barro que todavía no pudo ser removido por el agua. Por otro lado, los aceites y gasoil que fueron absorbidos con el tiempo, son removidos por el agua; y al ser menos densos que ésta, salen a la superficie creando una película muy resbaladiza.

Mantener los neumáticos con la presión de inflado correspondiente y recordar que el límite mínimo en la profundidad de las ranuras es de 1,6 mm la cual se indican con los testigos presentes en la banda de rodamiento (los pelitos de la rueda). De todos modos tratar de cambiarlos antes de llegar a dicho límite.

– No reducir la presión de inflado de los neumáticos en caso de lluvia ya que empeorará las condiciones para que se genere el hidroplaneo.

– Mantener las escobillas de los limpiaparabrisas en buen estado sustituyéndolas periódicamente.

– Mantener los vidrios limpios y asegurarse de tener suficiente líquido en el depósito del lavaparabrisas.

– Llevar siempre encendidas las luces bajas y de posición, a cualquier hora del día.

¿Qué opinas de esta nota?