Uñac y sus pares insisten a Massa para que no recorten fondos para obras públicas

Se expresaron dos veces en una semana, anticipándose a un posible ajuste, de cara al presupuesto 2023.


En menos de una semana, los gobernadores del interior del país, entre ellos el de San Juan, Sergio Uñac, enviaron dos mensajes públicos al superministro de Economía, Sergio Massa. Esto se dio en el marco de un posible ajuste de obra pública.

Integrantes de la Liga de Gobernadores, que integra el sanjuanino, Uñac, se reunieron dos veces con el nuevo ministro, tanto de forma presencial como virtual. En ese marco, consideran que es necesario buscar consensos para «federalizar el Presupuesto 2023».

Uñac y sus pares buscan garantizar la continuidad de las obras públicas y, ante eso, advirtieron a Massa.

Reunión de los gobernadores provinciales con el entonces presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, hoy ministro de Economía. (Foto: Télam)

Asimismo, los gobernadores buscan incluír un artículo importante en el proyecto del Presupuesto 2023. “Facultase al Poder Ejecutivo a promover la asignación de un financiamiento garantizado con fuentes nacionales e internacionales durante el transcurso de 15 años a los efectos de corregir las asimetrías históricas en materia de infraestructura vial, energética, sanitaria, escolar, habitacional, fibra óptica, portuaria, habitacional, agua potable, cloacas, gas, entre otras. El monto anual garantizado deberá alcanzar como mínimo el 40% del presupuesto de obras de infraestructura asignadas contabilizando las fuentes nacionales e internacionales”, señala.

En ese mismo sentido, otro mandatario peronista expuso que, tras un año sin presupuesto, «estamos en una situación económica compleja y si se le suma recortes de obra pública, supone una caída de empleo para muchas provincias». Eso es definido como un «paquete explosivo» que genera una preocupación en el interior.

En las reuniones de gobernadores hubo un consenso: por el acuerdo con el FMI, que haya un ajuste es inevitable. El reclamo, en todo caso, es que perjudique a la provincias lo menos posible y se tengan en cuenta necesidades dispares entre distritos que necesitan de la obra pública para sostener empleo y provincias más “productivas” que requieren, por ejemplo, que no se paralice la importación de insumos para las empresas locales.

Con información de TN.

¿Qué opinas de esta nota?