El estremecedor relato de las jóvenes que hallaron a un bebé abandonado: «se escuchaba su llanto»

El pequeño fue encontrado en una bolsa, en la localidad bonaerense de Lomas de Zamora. Tenía una carta. 


Su llanto alertó a una mujer que caminaba cerca de la Iglesia Pentecostal del barrio Olimpo, en la localidad bonaerense de Lomas de Zamora. Aunque no podía advertir de dónde provenía aquel reclamo desconsolado de atención, algo impidió que siguiera camino. Y al aparecer otra vecina, una joven madre que pasaba por allí, le comentó sobre la extraña situación. Entre las dos se pusieron a buscar y no tardaron en descubrir que el sonido venía de un pequeño bulto, una bolsa de tela que se encontraba debajo de un auto
estacionado. Les costaba creerlo, pero efectivamente alguien había dejado
abandonado un bebé en aquel extraño lugar.

El episodio, que tuvo lugar el sábado por la tarde, no tardó en viralizarse por redes sociales y terminó conmoviendo a todo el pais al conocerse detalles en torno al hallazgo de ese niño de apenas unos días de vida que se llamaría Jesús.

“Yo iba a la feria, que todos los sábados se hace, y una señora se acerca de pronto y me dice: ‘hay un bebé llorando’. A principio tenía miedo de agarrarlo. Entonces me acerqué y lo levanté”, contó Belén Gutiérrez en un entrevista con el canal TN, donde mencionó que niño estaba bien abrigado y que apenas alzarlo dejó de llorar.

“Lo saqué de la bolsa y le dije a la señora que yo era mamá y lo podía alimentar”, relató la joven, que es madre de una nena de un año a la que continúa amanantado, por lo que  pensó que aquel bebé tal vez se hallaba allí desde hacia horas y ante el riesgo de que pudiera deshidratarse no dudó en darle de mamar.

Tan pronto lograron recuperarse del sobresalto inicial, ambas mujeres comenzaron a pedir ayuda. “Le decía a la gente que llame a la policía, que era un bebé en serio, que estaba vivo”, relató la joven. Alertados por la agitación, algunos de los feriantes que tienen puestos en la Feria Olimpo, cerca de la iglesia donde ocurrió el hallazgo, se acercaron a
ver qué ocurría y volvieron trayendo mantas y ropa para abrigar al bebé.

¿Qué opinas de esta nota?