“No se puede mover, no habla, tenemos que alimentarla”: el calvario de la joven violada en grupo

Luego de estar 10 días internada, la víctima fue dada de alta este viernes. La hermana relató las secuelas físicas y psicológicas que le dejó el ataque. La familia había realizado 28 denuncias previas por hostigamiento.


No se puede mover, no habla, tenemos que alimentarla”, relató la hermana de la joven de 25 años que fue violada en grupo en Córdoba y, como consecuencia del ataque, le quebraron la cadera. La víctima estuvo 10 días internada y este viernes fue dada de alta. La joven continuará la rehabilitación en su casa pero su familia contó las secuelas físicas y emocionales que le causó el ataque.

La joven fue encontrada por la policía en la zona de Circunvalación, en las inmediaciones del puente Malvinas Argentinas, de la ciudad de Córdoba. La víctima fue trasladada rápidamente al Hospital de Urgencias donde estuvo internada desde el lunes 10 a la madrugada hasta este jueves.

Su hermana fue quien denunció el ataque. Dijo que fue violada por tres hombres, quienes la hostigan tanto a ella como al resto de la familia desde hace al menos cuatro años. Por eso, continúan alertas ante un posible nuevo ataque. “Uno de ellos le juró que la iba a violar cuantas veces quisiera y que la iba a matar”, advirtió la mujer en diálogo con El Doce TV.

La joven debió ser operada debido a una fractura de pelvis y este viernes fue dada de alta. (Foto: Twitter/@municba)
La joven debió ser operada debido a una fractura de pelvis y este viernes fue dada de alta. (Foto: Twitter/@municba)

El Ministerio Público Fiscal había informado el miércoles que había tres detenidos por el ataque. Son investigados por lesiones, abuso sexual con acceso carnal gravemente ultrajante, robo (le sustrajeron el celular a la víctima), y tentativa de homicidio. Sin embargo, la hermana de la víctima expresó su preocupación por “si estas personas llegan a quedar libres”.

Sobre las lesiones en el cuerpo de su hermana, precisó que deberá estar en rehabilitación durante tres meses por una fractura en la pelvis y una lesión en la zona baja de la espalda. La víctima, además, presentó otros traumatismos menores y un corte en la lengua por un piercing que le arrancaron.

La víctima estuvo custodiada durante su permanencia en el hospital y actualmente es acompañada por un equipo de profesionales para superar el shock psicológico que sufrió como secuela. La justicia evalúa la evolución de su estado de salud para pueda declarar sobre lo ocurrido.

Había más de 20 denuncias previas sobre los sospechosos

Al conocerse el caso, la hermana de la víctima, de quien se resguarda la identidad, apuntó que ya habían hecho 28 denuncias contra los acusados y criticó a la Justicia por su inacción. En total, contó, son alrededor de nueve hombres y una mujer los que estarían denunciados a lo largo de los últimos cuatro años: algunos de ellos con antecedentes por homicidio.

Según detalló, el primer ataque fue en 2018 durante una cena entre amigos del barrio. En ese entonces, la víctima tenía 21 años. Solían juntarse antes de salir a bailar y, en uno de estos encuentros, uno de ellos la violó.

La denuncia por ese hecho se realizó en la fiscalía especializada en Delitos contra la Integridad Sexual del turno 1, a cargo de Alicia Chirino.

Al año siguiente empezaron las amenazas y el hostigamiento del grupo, a la joven y también a su familia. “Les quemaron la casa, agredieron a un miembro de la familia y a ella le juraron que volverían a atacarla”, expresó Carlos González Quintana, abogado de la familia, en declaraciones reproducidas por La Voz del Interior.

“Esperamos que se investigue la razón por la cual a pesar de haber más de 20 denuncias previas los funcionarios judiciales no consiguieron evitar el terrible desenlace”, concluyó el abogado.

Fuente: TN

¿Qué opinas de esta nota?