«Fue torturado sex*älmente»: Revelaron escalofriantes detalles del crimen de Lucio Dupuy:

La Fiscalía presentó pruebas contundentes extraídas de los teléfonos de la madre y su pareja.


El juicio oral para esclarecer el crimen de Lucio Dupuy comenzó el pasado 10 de noviembre en los tribunales de La Pampa, por el cual están imputadas la madre de la víctima, Magdalena Espósito Valenti, y su pareja, Abigail Páez.

Las detenidas estuvieron presentes en la sala pero se negaron a declarar ante los jueces Aníbal Olié, Alejandra Ongaro y Daniel Sáez Zamora. Asimismo, antes de la apertura, la Fiscalía pidió que las acusadas sean condenadas no solo por el homicidio del menor, sino también por el “maltrato crónico” y las “agresiones físicas y sexuales” al que lo sometían. Por su parte, la querella, representada por el padre de Lucio, solicitó sumar a la acusación el agravante del “odio de género”.

A pesar que no declararon, los fiscales de la causa presentaron pruebas concretas y específicas que se extrajo de los teléfonos celulares de las inculpadas que detallan los «castigos inhumanos a los que era sometido el niño”.

Los interventores en la causa trasladaron los audios de forma explicativa de forma en el que se pueda traducir el drama del pequeño en manos de su madre y la pareja de la misma. “Le ponían hielo para que se le deshincharan los golpes de la cabeza”, exclamaron los investigadores, con el fin de neutralizar los golpes y así «tapar» las secuelas de los intensos impactos.

Entre otros mensajes, los fiscales revelaron que Lucio Dupuy sufría golpes de puño en la panza, falta de alimento, torturas relacionadas a la falta de abrigos para castigarlo con el frío, entre otras formas de martirio. Por ende, tanto los investigadores como la familia querellante pidieron sumar a la provisoria condena el agravante del «odio de género».

Datos del juicio

Cabe remarcar que el proceso se realiza a puertas cerradas, ya que se trata del crimen de un menor, en medio de un fuerte operativo de seguridad con un dispositivo de vallas. A comienzos de esta semana, las dos detenidas fueron trasladadas desde el Complejo Penitenciario N°1 de San Luis, donde se encuentran presas desde fines del año pasado. Esta mañana fueron ingresadas a la sala de audiencias por una puerta lateral de la sede de la Ciudad Judicial de Santa Rosa.

En tanto, Christian Dupuy, papá de Lucio, fue uno de los primeros en entrar a los tribunales, cerca de las 7.30. Para ese entonces, un grupo de mujeres ya se había acercado al lugar con una serie de pancartas para reclamar justicia.

Luego de la negativa de las dos imputadas por declarar y para concluir la audiencia, el tribunal llamó como primer testigo a Christian Dupuy, quien durante 45 minutos relató detalles de cómo había sido la vida familiar con Magdalena y Lucio, cuál fue la relación con la imputada cuando se quedó a cargo de la víctima y cuándo fue la última vez que vio a su hijo, entre otras cuestiones.

Se espera que el juicio se reanude este viernes con la ronda de testigos. Son alrededor de 100 personas las que declararán. La fecha de alegatos está programada para el próximo 22 de diciembre y se prevé que la lectura del fallo sea en febrero de 2023.

¿Qué opinas de esta nota?