Sanjuanino casi mata a GOLPES a su mujer delante de sus hijos: irá 11 meses a prisión

La mujer había echado al sujeto de la casa porque siempre llegaba borracho. Sin embargo, este ingresó por una ventana y casi la mata a trompadas. La mujer pudo pedir auxilio y el hombre terminó detenido. Lo condenaron. 


Imagen ilustrativa

Este miércoles, un violento sanjuanino fue condenado a 11 meses de prisión efectiva, debido a reincidencia, luego de atacar brutalmente a su mujer. El hecho ocurrió el pasado lunes 21 de noviembre, en lo que de casualidad no culminó en un hecho de femicidio.

Según lo consignado por fuentes judiciales, Martín Aníbal Fernández, fue penado con una condena de 11 meses de prisión efectiva, al ser declarado como reincidente y, además, le dictaron explusión del hogar, prohibición de acercamiento a 200 metros del domicilio y de la víctima. Fue encontrado culpable del delito de lesiones leves agravadas por el vínculo en contexto de violencia intrafamiliar y de género.

En cuanto al hecho, detallaron que ocurrió el pasado lunes 21 de noviembre, en las primeras horas de la mañana. Fernández llegó en estado de ebriedad a la vivienda y le llamó por teléfono a su pareja para que le abriera. Sin embargo, ella le dio una mochila y lo echó del inmueble, donde vive con sus dos hijos, ambos menores de edad.

«Le dijo que se vaya y que más tarde vuelva a buscar las demás cosas, porque estaba cansada de que volviera siempre borracho», relataron fuentes judiciales.

Al entrar a la casa, la víctima cerró la puerta pero eso hizo que el violento se ofusque más aún. Empezó a forcejear la puerta, pero no pudo abrirla. Ante ello, rompió el vidrio de la ventana, ingresó a la casa, la tomó de los pelos hasta arrancarle varios mechones y la llevó arrastrando hasta la habitación.

En ese escenario, la tiró sobre una cama pequeña, porque en la matrimonial estaba durmiendo ella con los niños. Allí, Fernández la golpeó brutalmente con trompadas en la cara. A tal punto de producirle una herida en la boca y en el ojo izquierdo. Además, le tapó la boca y la apretó del cuello. La mujer, como pudo, gritó para que los chicos se despierten y el mayor le pidió al papá que dejara de golpearla, pero no cesó.

En ese momento, la víctima pudo acercarse a una ventana y gritó por auxilio. «Pedía que llamen a la policía», indicaron las fuentes. En eso, vecinos alertaron al 911 y a los pocos minutos llegaron uniformados a la casa. El sujeto intentó escapar por la ventana pero se encontró con los efectivos.

La mujer, inmediatamente, les advirtió y relató lo sucedido. Finalmente, Fernández terminó detenido y ella fue resguardada por las autoridades, quienes luego la trasladaron a la sede de UFI CAVIG para que presente la denuncia y sea examinada por médicos legistas.

¿Qué opinas de esta nota?