El Gobierno aprobó un proyecto laboral de la Agrupación Presos en Recuperación

Un grupo de ex – presidiarios creó una agrupación llamada Presos en Recuperación, con el fin de ayudar a la integración social de los internos salientes y promover su inserción laboral.

 

Ex presos recibieron un subsidio para comenzar su proyecto laboral.
Ex presos recibieron un subsidio para comenzar su proyecto laboral.

Después de meses y reiterados intentos por conseguir subsidios, el Ministerio de Desarrollo Humano y Promoción Social les aprobó el proyecto para un lavadero. Matías Moreno, vocero de la agrupación, dio luz a la dura realidad que viven como “condenados” sociales y la voluntad de cambiar para conseguir la confianza de la gente.

“Esto comienza a partir del fallecimiento del hijo de un interno, al cual no le querían ceder la Unión Vecinal del Barrio Laprida para que fuera velado. Pero el Intendente nos escuchó y cedió el lugar”. A partir de esta situación, Moreno afirmó que se dieron cuenta que necesitaban ayuda. Además, Matías manifestó que estuvo detenido varias veces por delitos contra la propiedad, “hasta que tuve  a mi hijo y vi que había otras formas, no robar”.

La realidad para un ex presidiario es, por lo general, no poder reinsertarse en la realidad, a la vez de ser discriminado y juzgado, lo que hace que se sienta incapaz de realizar diferentes tareas. Esto es lo que expresan los integrantes de esta agrupación.

Fue el ministro Molina y “sus colaboradores” quienes ayer a la tarde aprobaron el proyecto de los lavaderos, los que estará ubicados en calles Patagonia y Salta uno, y en calles Tucumán y Centenario el otro, ambos en Chimbas.

“Molina apostó, el Gobernador apostó. Y estamos muy contentos porque hay un Gobierno que tira por las buenas. No hicimos una manifestación en contra, ni amenazamos. Nosotros fuimos tranquilos y se lo pedimos. El lema es que no queremos robar más, pero nos tienen que ayudar”, explicó Moreno.

Además, el integrante de la Asociación Presos en Recuperación señaló que “el ciudadano tiene que apoyar y tener ese grano de fe, porque quizás de 10 podamos rescatar 1 o 2 presos, pero los otros se van a sumar cuando hagamos eso”. Referido concretamente al programa, el ex presidiario indicó que el programa incluye tanto presos como personas en conflicto con la ley. Según Moreno, “todo es posible cuando el corazón quiere”. A la vez expresó que en el Penal faltan cupos laborales para los talleres.

“Que la persona que tenga una condena, en vez de estar encerrada sin hacer nada salga a trabajar a los talleres, dando cursos y capacitaciones para poder desde afuera insertarlos mucho más fácil. Eso es nulo porque son pocos los cupos”, aseguró Moreno.

Otra cara de esta realidad versa sobre el desprecio ligado al “miedo” que la sociedad acarrea con respecto a los ex presos, lo que hace que se torne aún más complicado sacarse los prejuicios y abrir las puertas a su reinserción. Sin embargo, desde la agrupación entienden que “la sociedad tiene que ayudar y poner un granito de fe, porque es muy fácil decir: estos choros no cambian más”. Además, Matías Moreno mostró una actitud comprensiva y dijo “yo los entiendo muy bien cuando tienen miedo”, pero “por supuesto que puede recuperarse un preso”.

“Yo salí y hace 7 años que no delinco. Trabajo y gracias a Dios tuve la posibilidad de estar en Veladero, Vea, Híper Libertad y practicar la marmolería”, aseguró Moreno y añadió estar “seguro de que bajarán los niveles de inseguridad”. Al respecto, Matías argumentó que la forma es la solidaridad. “La personas de este ambiente se solidariza solo con los mismos. Sí se puede, porque en San Juan la gente es muy bondadosa”.

¿Qué opinas de esta nota?