La iglesia advierte sobre el avance del narcotráfico

Los obispos José María Arancedo y Jorge Lozano presentaron ayer el documento «El drama de la droga y el narcotráfico».

Los obispos lamentaron que el Gobierno no designe un responsable en el Sedronar, la falta de radarización y la desprotección de las fronteras.
Los obispos lamentaron que el Gobierno no designe un responsable en el Sedronar, la falta de radarización y la desprotección de las fronteras.

 

El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina y arzobispo de la Arquidiócesis de Santa Fe José María Arancedo y el obispo de Gualeguaychú y titular de la Pastoral Social de la CEA Jorge Lozano recibieron a la prensa en El Cenáculo, el recinto ubicado en Pilar donde se llevó a cabo la 106ª Asamblea Plenaria de la CEA que dio lugar a la declaración sobre «El drama de la droga y el narcotráfico».

El documento de 13 puntos hace un preciso diagnóstico sobre el avance del narcotráfico y los delitos a él asociados, las responsabilidades, sus causas y consecuencias, e incluso ensaya una autocrítica, «como obispos somos conscientes de que no hemos sido suficientemente eficaces en promover una pastoral que convoque y contenga a adolescentes y jóvenes». El documento reconoce la labor de quienes buscan una respuesta sin bajar los brazos. Lozano explicó: «No quisimos darle un tono quejoso al texto y decir ‘todo está mal’; hay mucha gente buena también, en los distintos niveles del Estado, dentro de las fuerzas de seguridad, de los municipios, que realmente se juegan la vida»

El documento expresa que «Argentina está corriendo riesgo de pasar a una situación de difícil retorno. Si la dirigencia política y social no toma medidas urgentes, costará mucho tiempo y mucha sangre erradicar estas mafias que han ido ganando cada vez más espacio. No es un tema localizado en una región. La preocupación proviene porque la droga se ha instalado y el narcotráfico está presente».

¿Qué opinas de esta nota?