Caciques de la distorsión

El líder de la gran banda heavy sanjuanina repasó su carrera en esta nota con Matías Peralta. Conocé la intimidad de Huaykil.

Líder. La gente de Complot Argentino tomaron esta gran foto de Willy durante su show veraniego en el Cosquín Rock 2014.
Líder. Desde Complot Argentino tomaron esta gran foto de Willy durante su show veraniego en el Cosquín Rock 2014.

 

El Allentiac era la lengua hablada por los Huarpes,  pueblos originarios de nuestra provincia. En este dialecto Huaykil significa “el elegido”, no porque se consideren como tal, sino a modo de revindicar las raíces y homenajear a los jefes y guías de dicha comunidad.

Esta banda apadrinada por “El Chizzo” de La Renga y el “Tano” Marciello, guitarrista de Almafuerte, fue formada en 1999 y después de algunas variaciones sus integrantes actuales son Willy Herrera, voz y guitarra, Alejandro Pozo, batería (ambos miembros fundadores) y Javier Gómez en bajo.

En  sus 15 años de trayectoria estos heavy rockers prefirieron el asfalto rutero, los escenarios argentinos y mostrar su arte en cuanto lugar pudieran o fueran invitados, a la acústica y comodidad del estudio. Es por eso que cuentan con dos álbumes de estudio, un EP y una colaboración en un disco tributo a Hermética. “Me niego a caer” (2002) cantado por Claudio Manrique, “En vuelo” (2005) y “Existencia” (2013) es la obra musical que respalda a esta banda sanjuanina.

Entre tantos conciertos y actuaciones compartieron escenario (más de una vez) con La Renga, y una de ellas fue en la cancha de Vélez. Otro recital importante fue el de la plaza Próspero Molina en Cosquín, en el contrafestejo del Día de la Raza. Esto significó un antes y un después en su carrera porque fue la antesala que les permitió tocar en el festival rockero más importante que tiene la Argentina: el Cosquín Rock.

Para Huaykil, el Cosquín fue bisagra, “más que nada en la forma de pensamiento, de ver como se manejan otras bandas” destaca Willy, voz y guitarra de la banda, y reflexiona: “la cantidad de bandas a nivel país que se merecen tocar en ese festival y estuvimos nosotros, fue lindo”. Y con un gesto de agradecimiento cierra la idea.

 

Para el guitarrista y cantante su canción representativa es “Huaziul”, porque resume la esencia, el sonido, y tiene que ver con el compromiso de ciudadano, de ser humano y la búsqueda de la verdad. Pero tampoco se olvida de canciones como “Abrigo del sol” que habla sobre encarar el día con equilibrio, con actitud positiva, destacando las cosas buenas de la vida. Y otras como «Madre», «Buenos Amigos» e «Historia» forman parte del repertorio de la banda y son la huella sonora que Huaykil decidió dejarle a la música.

 

En palabras de Willy: “Huaykil es una forma que tiene la vida de mostrarme que la decisión de ser músico fue la correcta, más allá de la fama y el éxito, estoy muy agradecido. Huaykil es un compañero de vida a quien le debo mi devoción total”.

¿Qué opinas de esta nota?