Sin educación por colapso de los pozos negros

Como otras tantas escuelas en San Juan, la escuela Esteban Echeverría de Capital tuvo que suspender sus clases en varios turnos por problemas con los pozos negros. Si bien la situación se fue “bachando” todo este tiempo, llegó a un límite insostenible. Esmeralda Romarión, Directora de la escuela, aseguró que de no solucionarse este problema “habrá que suspender por más días las clases”.  


PozoNegro

En el edificio ubicado en Salta y Circunvalación no funciona solamente la escuela Echeverría, sino 3 turnos más. “Es una institución muy transitada y por los años, siempre tenemos que hacer algún arreglo”, indicó su directora.

El tema de los pozos negros no es menor: son 2 y colapsan constantemente pese a los “desagotes” del camión atmosférico que envía el obrador.

Ayer, justamente, la escuela suspendió las clases porque el camión debía trabajar y nunca llegó. “Si bien vino el camión atmosférico a desagotarlos otra vez nos quedamos con el problema. Quedaron en venir ayer, me pidieron que suspendieran las actividades porque son dos pozos y salen feos olores. No vinieron los niños y el camión no vino, eso es lo lamentable”, expresó.

Muchas escuelas de la Provincia atraviesan situaciones similares al no estar conectados a la red cloacal. Las autoridades tienen conocimiento pero la justificación de las “prioridades” lleva a situaciones extremas, de falta de higiene y ahora, falta de clases.

“Si vino la gente del obrador que cuando les pido lo hacen. Trabajan bien. Vinieron a destapar cañerías, ellos sugirieron poner unas tapas grandes que se están gestionando y la urgencia es ahora. Más allá de que venga el camión tendremos que pedir que nos conecten con las cloacas porque estas son soluciones momentáneas. Yo sé que los papás están molestos. Ojalá que prontamente lo solucionemos”, expresó Romarión, debido a que lógicamente algunos padres de diferentes turnos se quejaron.

Los directivos viven en constante contacto con el Obrador y con el Ministerio de Educación, por lo que la situación no es ajena a las autoridades, sobre todo a las municipales. Mientras alguien “hace algo”, la escuela cuida a los niños para que no atraviesen ciertas zonas y no usen algunas instalaciones.

“Seguro debamos suspender actividades por los olores nauseabundos”, concluyó Romarión.

¿Qué opinas de esta nota?