INDIGNANTE: se robaron un San Expedito de la plaza de un barrio

La grutita era visitada por los vecinos de barrio Castañares y había sido obsequio del popular Padre Chauque.


Los vecinos de barrio Castañares están conmovidos. Esta mañana, la gruta que resguardaba la imagen de San Expedito amaneció completamente vacía. Vándalos aprovecharon la oscuridad para violar la seguridad y llevarse todo lo que había dentro del habitáculo de vidrio y metal.

Miguel Mayta es quien había construido la estructura y se encargaba de cuidar el santuario, todos los días.

«Fueron los piperos del barrio», denunciaron otros residentes del lugar que no salen del asombro por el ataque vandálico.

«Siempre venía gente a rezar, es una pena que haya pasado esto», expresó Mayta en Somos la mañana.

¿Qué opinas de esta nota?