Tiene 4 años y superó el CÁNCER tras 93 sesiones de QUIMIOTERAPIA

Santiago fue diagnosticado con leucemia en enero. “Uno nunca imagina que algo así puede pasar”, contó su mamá.

Como Santiago Morales es tan activo, tan inquieto y divertido, sus padres nunca notaron que algo malo podría estar pasándole. Quedaron en shock cuando escucharon al médico asegurar que ese chiquito que salía a correr con su mamá todos los días y se mostraba tan sano como cualquiera, sufría leucemia.

Cáncer, esa palabra terrible que nadie quiere escuchar dentro de un consultorio, aparecía en la vida de Andrea y Ricardo para sacudir su mundo en enero pasado. Mientras trataban de asimilar aquel desgarrador mensaje, los padres del nene de 4 años, que viven en Dallas (Estados Unidos) no imaginaban que su batalla iba a presentar algunos obstáculos más gracias a aquel virus que no paraba de contagiar y extenderse por China.

«Todo esto es algo que como padres nunca se espera, uno nunca imagina que algo así puede pasar, fueron momentos muy difíciles», recordó Andrea en diálogo con Telemundo. «Yo trabajo en salud y cuidamos mucho su alimentación, pero la verdad que es una lotería que uno no se quiere ganar», añadió la mujer sobre la batalla de su pequeño contra la enfermedad.

El chiquitín pudo darse el gusto de golpear con fuerza la campana. Foto: Captura TV.

El chiquitín pudo darse el gusto de golpear con fuerza la campana. Foto: Captura TV.

Fueron, en total, 8 meses de tratamiento, que incluyeron 30 días en el hospital, 1 semana en casa y la impactante cifra de 93 rondas de quimioterapia. Todo, con el agregado de los barbijos y las restricciones extremas: «Estábamos muy estresados porque debido a la situación del coronavirus, las restricciones en el hospital eran demasiadas. No podíamos estar juntos, no podíamos recibir visitas y había que cuidarse mucho».

"Es una lotería que uno no se quiere ganar", dijo Andrea. Foto: Captura TV.

«Es una lotería que uno no se quiere ganar», dijo Andrea. Foto: Captura TV.

Sin embargo, llegó el día soñado después de tanto esfuerzo. El chiquitín pudo darse el gusto de golpear con fuerza la campana con la que en los hospitales se celebra y anuncia que un paciente ha logrado superar el cáncer.

Hubo que cuidarse mucho por el coronavirus también. Foto: Captura TV.

Hubo que cuidarse mucho por el coronavirus también. Foto: Captura TV.

«Es un momento, que uno no puede creer que ya terminó con el tratamiento, que ya no va a tener más quimioterapia, que ya no va a sufrir más en la cama, que ya no va a llorar y que uno está afuera de esa etapa», expresó Ricardo que se permite relajarse un poco después de tantos meses de batalla contra la enfermedad.

Sin embargo todavía no está cerrada la historia, Santiago y sus padres deberán seguir haciendo estudios por los próximos dos años para confirmar que la enfermedad fue vencida por completo.

"Todo esto es algo que como padres nunca se espera", contó Andrea, la mamá de Santiago. Foto: Captura TV.

«Todo esto es algo que como padres nunca se espera», contó Andrea, la mamá de Santiago. Foto: Captura TV.

Leucemia, un enemigo letal

La leucemia es un cáncer de la sangre y médula ósea que, por lo general, se agrava de forma rápida si no se trata a tiempo. De acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, es el tipo más común de cáncer en los niños y uno muy difícil de combatir actualmente por la crisis sanitaria que se vive en los hospitales de todo el mundo a causa del COVID-19, que forzó el incremento de restricciones tanto para pacientes como familiares.

Fuente: Clarín

 

¿Qué opinas de esta nota?