Conmovedora DESPEDIDA a un ENFERMERO que MURIÓ por COVID-19: «era un ser de luz»

Todos los médicos y enfermeros de un hospital, despidieron en la calle al enfermero Mauro Gastón Suárez, de sólo 35 años, que falleció a causa del covid-19. Era un “ser de luz”, mencionaron.


Una vez más, la comunidad sanitaria de la zona Norte del Gran Buenos Aires volvió a perder a uno de sus miembros por Covid.  En San Fernando, Mauro Gastón Suárez, quien se desempeñaba como enfermero en el Hospital Interzonal Petrona de Cordero, murió luego de permanecer más de 40 días internado. Había contraído coronavirus y luchaba contra las secuelas de la enfermedad.

Sus compañeros se hicieron eco de la trágica situación y le brindaron una desgarradora despedida al hombre que recientemente apenas había cumplido 35 años.

Así, entre llantos y una congoja generalizada, el personal del hospital en el que Suárez trabajó durante casi una década lo homenajeó con fuertes y sostenidos aplausos en el momento en el que cortejo fúnebre pasó (y se detuvo) por la puerta de la institución sanitaria, emplazada en Belgrano 1955.

Un fragmento del emocionante momento quedó registrado por las cámaras de los teléfonos celulares de algunas de las personas que participaron del acto, quienes también compartieron a través de las redes sociales las conmovedoras imágenes.

«Se vivieron escenas de profundo dolor y emoción cuando la mayoría del personal despidió a Mauro con un cerrado aplauso que duró varios minutos«, indicaron desde el centro de salud sanfernandino.

Suárez había llegado al Petrona V. de Cordero el 1 de septiembre de 2011, cuando tenía tan sólo 25 años (nació el 6 de enero de 1986). Al momento de su fallecimiento, ocurrido el lunes 22 de febrero, era uno de los enfermeros de guardia con los que contaba el hospital.

Alegría. Quienes conocieron a Mauro Suárez destacaron su buena predisposición, con una sonrisa de oreja a oreja, para atender y ayudar a sus pacientes. Foto: Cruz Roja Argentina – Filial San Fernando.

«Era muy querido por sus colegas, amigos y pacientes que lo conocieron en sus más de diez años de carrera. Como se dice habitualmente, era ‘un ser de luz’, un profesional de la enfermería que amaba su trabajo y siempre estaba dispuesto para ayudar a quien lo necesitaba«, lo recordaron, con sentidas palabras, desde su lugar de trabajo.

Y luego, resaltaron: «Era algo habitual verlo trabajar siempre con una sonrisa y la buena onda a la que nos tenía acostumbrados».

El joven enfermero había contraído coronavirus hace unos meses y debió permanecer internado durante más de cuarenta días como parte de la batalla que le dio a las secuelas que la enfermedad le dejó. Producto de esas complicaciones, Suárez terminó perdiendo la vida recientemente. Tenía esposa y dos hijos pequeños.

«Es una noticia muy triste. Realmente era un ser de luz y amaba su trabajo. Gracias, Mauro. Te vamos a extrañar. Que brille para vos la luz que no tiene fin. Acompaño el dolor de tu familia y amigos», se lamentó Viviana, una vecina de San Fernando.

Y Xoana agregó en las redes sociales: «Siempre te recordaremos. Aún recuerdo las noches en las que te quedabas estudiando para poder recibirte. Mucha fuerza para tu señora e hijos. Que en paz descanses».

De igual manera, la filial San Fernando de la Cruz Roja Argentina también se expidió sobre el fallecimiento del enfermero destacando su paso por esa institución: «Una vez más y con mucho dolor, debemos despedir un ex alumno que dejó su vida en la lucha contra el COVID. Querido Mauro, tenemos tantos recuerdos tuyos como voluntario en nuestro merendero ‘Crucecitas’, con los nenes y como enfermero, siempre dando lo mejor con esa sonrisa imborrable y ayudando a que nuevos profesionales se formen de corazón. Hasta siempre, Maurito».

Fuente: Clarín

¿Qué opinas de esta nota?