El dramático relato de una trabajadora sanjuanina de Falabella: «todos los empleados lloramos»

Una trabajadora contó como se vivió los últimos días de la empresa en la provincia. «Hay compañeros que han pasado gran parte de su vida trabajando aquí; unos 25 años. Falabella es su vida», cuenta con angustia.


Con sus aparadores completamente vacíos, los empleados de Falabella en San Juan cuentan las horas para el último adiós a lo que fue su sustento y medio de vida. Es que las persianas del gigante céntrico cierran para no volver a abrir.

Llegaron cerca de 90 trabajadores, pero eran 200 cuando empezó la sangría. Hoy la firma chilena dice adiós a la provincia de San Juan y avanza con su plan de retirada de toda la Argentina.

Maira, una empleada de la empresa, contó su experiencia. «Entré como eventual por el Día de la Madre. Luego se terminó el contrato  y al tiempo quedé como efectiva. Fui la última o penúltima en ingresar», relata y continúa: «no esperábamos esto. Había muchos rumores, pero que por el momento no iba a pasar nada. Nos relajamos, pero cuando vimos q no entraba mercaderia y todo estaba raro dudábamos. Yo me fui de vacaciones y me llaman para contarome. Nunca nos imaginamos que pasaría tan rápido».

«No entendía nada, el gerente me dijo que nos podíamos quedar hasta el final o tener retiro voluntario. Todos decidimos hacer el retiro. Yo soy hasta dentro de pocos días vendedora. Estamos muy capacitados. Es una empresa divina para trabajar. Esto ha sido terrible, porque es muy triste. Todas lloramos, se fueron de a poco los compañero», cuenta Maira.

«Hemos hecho el duelo de a poco. Gente que empezó desde el principio, desde que armaron, 24 o 25 años que están aquí, hay gente que ha pasado su vida en Falabella. Estamos muy bajoneados, pero recibimos muchos llamados de oportunidades laborales. A pesar que no soy tan antigua hice muchas amigas», dice con nostalgia.

Sobre el funcionamiento de estos últimos días, Maira relata: «A los días siguientes van a ir rematar todo el mobiliario. En estos momentos estoy super angustiada, da lástima que una empresa así se vaya. Éramos muchos, nos sentíamos cómodos , iba feliz a trabajar».

¿Qué opinas de esta nota?