Daniel, el ABUELO que con 85 años empezó el SECUNDARIO: «Tengo ganas de aprender»

Daniel Buttignol tiene 85 años y empezó la escuela secundaria en el departamento San Justo, Córdoba. “Me siento muy bien en primer año y con muchas ganas de aprender. Salvo inglés que es complicada”, resaltó.


Historias de santafesinos y cordobeses separados por una calle puede haber muchas pero la de Daniel, de 85 años, sobresale por su decisión de inscribirse en plena pandemia en la escuela secundaria de Colonia Prosperidad, en el extremo este de la provincia de Córdoba.
Oriundo de Castelar en la hermana provincia, Daniel Buttignol hace realidad sus dichos de que “siempre hay que estudiar” y es un alumno más en el Cenma Iturraspe de Colonia Prosperidad, donde cursa como tantos otros y aspira a obtener el título para ver cómo sigue después su carrera porque tiene ganas de ir a la universidad.

Pero primero, lo primero: “Me siento muy bien en primer año y con muchas ganas de aprender. Salvo inglés que es complicada”, resaltó en diálogo con el diario La Voz de San Justo.

Como a tantos en todo el país, sus clases son virtuales en la pandemia y él lo resumió contando que “me comunico a través del celular con la profesora. Con la tecnología es como si estuviera en el primario. Uso lo elemental de mi teléfono”, comentó.

Seguidamente contó cómo fue que llegó a la decisión de iniciar sus estudios: “Dos veces por semana asistía a clases de Yoga y canto en San Francisco. Yo tenía lo que creía que estaba estructurado para mí edad y para mi persona, pero la pandemia me cambio el sistema”, contó.

“No quería sentir el vacío de no hacer nada. Quería irme a dormir con una preocupación, con una responsabilidad, saber que al otro día tenía que aprender algo”, resaltó y reveló la curiosidad de que le cuesta el inglés justo a él: “No es nada fácil y eso que mi hija Andrea es profesora de Inglés”.

No descarta la posibilidad de estudiar una carrera universitaria. «Siempre le digo a mi hija de estudiar una carrera. Hay que ir paso a paso. Yo digo que quiero ser psiquiatra, pero antes tengo que ser médico asique podría estudiar psicología, pero leo en Internet que es algo complejo», expresó Daniel Buttignol.

Una vida de trabajo, de sacrificio y ahora, de cumplir sueños sin importar la edad. «Nunca hay que caer. Siempre hay que estudiar al nivel que uno puede porque es posible y la única forma de avanzar. A los grandes les digo que hay que animarse, no te ganas la lotería, pero integras a tu conocimiento lo que no sabías y te permite llevar adelante tu vida».
«Que los sueños sean más grandes que tus miedos. Ese es el mensaje que quiero dejar», concluyó.

¿Qué opinas de esta nota?