PENA ejemplar: lo CONDENARON a casi 2 MIL años de prisión por múltiples homicidios

Se trata de un pandillero que mató a más de 24 personas en guerras entre bandas y enterraba los cuerpos en cementerios clandestinos. La histórica pena surge en el marco de los cambios de los derechos procesales por decisión del presidente, Bukele.


Un cabecilla de la Mara Salvatrucha (MS-13) fue condenado hoy a un total de 1.090 años de cárcel, en el marco de una guerra contra las pandillas declarada por el presidente Nayib Bukele en El Salvador, una cuestión de estado inclaudicable para el país centroamericano.

De acuerdo con la Fiscalía General de la República, César Alfredo Romero Chávez, líder de la MS-13, «es el responsable de 24 casos de homicidio agravado. Los cuerpos de las víctimas fueron enterrados en cementerios clandestinos».

En el proceso judicial que duró dos meses también fueron condenados otros 93 miembros de la Mara Salvatrucha, por un total de 54 delitos graves, explicó la Fiscalía.

Maras en El Salvador. Uno de las bandas criminales más temidas. Foto/Archivos

Cesar Romero Chávez el temerario líder de la Mara Salvatrucha MS-13

Romero Chávez «fue encontrado culpable de múltiples delitos y condenado a 1.090 años de cárcel«, detalló la entidad, en una suma de penas por cada crimen cometido.

Entre las víctimas de Romero se encuentran dos policías y el hijo de un periodista. Todos los hechos ocurrieron entre 2016 y 2019.

A pesar de la elevada condena, el Código Penal de El Salvador establece que la pena máxima de permanencia en la cárcel es de 60 años.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele libra una batalla contra los Mara. Foto/EFEEl presidente de El Salvador, Nayib Bukele libra una batalla contra los Mara. Foto/EFE

El rol de las leyes para enfrentar a los Maras

El Congreso de El Salvador, controlado por aliados del presidente Bukele, ha extendido al menos hasta fines de julio un régimen de excepción, que permite detenciones sin orden judicial.

La medida inició a fines de marzo, como reacción a 87 asesinatos ocurridos durante un fin de semana, todos atribuidos a actividades de las pandillas.

El Parlamento también ha endurecido las penas por pertenecer a estas organizaciones, principalmente, la MS-13 y Barrio 18, que operan en el país, dedicadas entre otras cosas al tráfico de drogas y extorsión.

Detención de los Mara  Salvatrucha. Una de las pandillas más violentas de El Salvador. Foto/ReuterDetención de los Mara Salvatrucha. Una de las pandillas más violentas de El Salvador. Foto/Reuter

Hasta antes de la arremetida del gobierno, estaban encarcelados unos 16.000 de sus miembros, pero con las detenciones de los últimos tres meses estarían tras las rejas 59.086, un 84% de los 70.000 miembros que oficialmente se considera existen en el país.

La mayoría de los detenidos aún espera juicio, mientras organizaciones humanitarias e incluso el gobierno de Estados Unidos ha invocado a El Salvador a respetar los derechos humanos.

Clarín.

¿Qué opinas de esta nota?