Un hombre perdió sus piernas en una operación y un perro las encontró en un descampado

José Luis Silva tenía 74 años y murió el domingo pasado. “Cuando su papá termina de morirse, usted junta todo”, le dijeron a la hija desde la clínica en la que le amputaron las extremidades al fallecido.


José Luis Silva, de 74 años, murió el domingo pasado, pero antes le habían amputado ambas piernas en una operación. Su hija denunció que la clínica de San Nicolás, donde fue la intervención, se comunicó con la familia para pedirles que las retiren. Sin embargo, un perro encontró dos piernas en un basural y creen que podrían ser las del jubilado

Según informaron fuentes de la investigación, el animal encontró restos de piernas humanas incineradas en un basural del barrio Plastiveral y los llevó hasta el jardín de una casa cercana.

El dueño de la propiedad, al observar el hallazgo, realizó la denuncia de inmediato y el caso quedó en manos del fiscal Martín Mariezcurrena, quien no descarta que las extremidades pertenezcan a Silva. Es por esto que mandó a realizar el ADN a La Plata.

La operación a José Luis Silva fue en la Clínica San Nicolás. (Foto: gentileza Diario El Norte)
La operación a José Luis Silva fue en la Clínica San Nicolás. (Foto: gentileza Diario El Norte)

Los últimos meses de José Luis

Liliana Silva, la hija del fallecido, expresó que en diciembre “comenzó la peor historia de la vida” de su padre. Fueron meses donde el hombre debió esperar hasta enero para encontrar un médico de cabecera y ser atendido por PAMI.

Sin embargo, el proceso se volvió muy lento, ya que los estudios que pidió el profesional recién podían realizarse en febrero. Durante la época de carnaval, Silva quedó internado “porque se doblaba de dolor y no podía caminar”, según el relato de Liliana al portal La Opinión de San Nicolás.

En marzo, PAMI consiguió una internación en terapia intensiva en una clínica de San Nicolás, con lo cual la familia debió trasladarlo. Allí llegó la primera mala noticia: debían amputarle una pierna, pero la otra podría ser salvada. Rápidamente comenzó la campaña para conseguir dadores de sangre, pero había que pagarle $200.000 al anestesista.

“Usted me habla de plata a mí y yo soy una empleada doméstica que gana $600 la hora. Mi hermano es albañil y por estar acá conmigo lo dejaron sin trabajo, otros dos hermanos que tengo ni siquiera pueden venir a cuidar a mi papá porque no pueden costearse el micro y mi otra hermana está enferma. ¿De dónde quiere que saquemos el dinero?”, le dijo Liliana al profesional.

Finalmente, el jubilado logró ser operado sin costo tras varios reclamos. Silva fue amputado de ambas piernas y luego volvió a San Pedro, de donde era oriundo.

José Luis Silva falleció el domingo pasado. (Foto: gentileza Opinando San Nicolás)
José Luis Silva falleció el domingo pasado. (Foto: gentileza Opinando San Nicolás)

El llamado de la clínica y el misterio del basural

Luego de la operación, Liliana Silva recibió un llamado de la clínica. Le comunicaron que debía hacerse cargo de las piernas que le habían amputado a su padre e indicaron que no contaban con los recursos para hacerlo ellos.

“Una empleada de la clínica me dijo: ‘Eso se crema y se pone en una urna. Entonces, cuando su papá termina de morirse, usted junta todo. O se ponen las piernas en un ataúd chiquito’. Yo le dije: ‘¿Usted me está diciendo en serio?’”, relató.

Al igual que con el cobro del anestesista, el centro de salud retrotrajo su decisión y afirmaron que se harían cargo ellos. Ahí fue cuando comenzó un nuevo calvario. Esta semana un perro encontró dos piernas humanas en un basural junto a jeringas, mangueritas y ampollas de remedios, todos elementos que podrían pertenecer a un hospital.

El fiscal a cargo de la causa sostuvo que la hipótesis más fuerte es que podrían tratarse de las piernas de Silva. “Vamos a tomar muestras de la familia para determinar la identidad de esos restos”, dijo. Por su parte, la familia del hombre entiende que pudo existir un caso de mala praxis.

Fuente: TN

¿Qué opinas de esta nota?