Para Terragni, la red de gas funciona «óptimamente», aunque la realidad demuestre lo contrario

Casualmente, el país entero atraviesa problemáticas y situaciones, algunas más graves que otras, relacionadas con el suministro de gas. No solo en lo que respecta a la escasez, la calidad del servicio y los precios, sino que la explosión en Rosario, las fallas de gas en departamentos de la provincia  y la falta de calefacción en establecimientos educativos, permanecen en el nudo de la polémica actual.

Negadores. Las autoridades bancan a fondo las conexiones de gas locales.
Negadores. Las autoridades bancan a fondo las conexiones de gas locales.

 

A pesar de la evidencia de que no todo es color de rosas, el director de la Red de Gas de la Provincia, Ricardo Terragni, parece ser muy optimista, y destacó en medios locales el modo óptimo en el que funcionan las redes de gas, omitiendo, por ejemplo, que una escuela fue tomada por padres ayer ante la falta de respuesta al reclamo de calefacción.

«En general las redes de gas de la provincia están en un 90% óptimas. Todas las redes no llevan más de 12 o 14 años. Es un producto nuevo el polietileno con el que garantizamos el servicio. Con redes de gas natural están favorecidos unos 107.000 usuarios”. De esta manera el Director del Gas brindó datos optimistas, que probablemente sean ciertos, y aunque mencionó “la contraparte” del buen funcionamiento de las redes, no advirtió que los servicios deben ser óptimos para todos.

“Con las redes no hay problema, si entramos a instalaciones internas nos encontraremos con cosas de mayor cantidad de años”, admitió, y agregó que “hay requisitos que tienen que cumplir el inmueble y el artefacto, el profesional debe estar matriculado y hacer una presentación del plano del inmueble”, refiriéndose a los gasistas.

Luego de relacionar la calidad del servicio con la edad de los artefactos, explicó que anteriormente la calefacción se encontraba dentro del cuarto, pero ahora “la norma dice que tiene que estar 30 centímetros superior e inferior. Hay un censor de monóxido que ante los primeros olores bloquea la salida” y destacó que las ventilaciones “sí se normalizaron”. Es decir, en cierto punto, aunque sin demostrarlo, admitió que no todo es tan perfecto como él lo plantea.

Del mismo modo, Terragni aseguró que “hay excelentes plomeros gasistas, pero no están matriculados y hacen el trabajo, y cuando llegan al final recién aparece un matriculado que es quien lo tiene que registrar, se hace una prueba y recién se presenta”. Pero eso “a veces fallan los artefactos y las llaves”. Quizás, este comentario intenta justificar las “demoras” la hora de solucionar un problema de gas, nada menor por cierto.

Finalmente, el Director de la Red de Gas indicó que “las redes de polietileno no necesitan válvulas, se colapsan directamente”. “Hay una morsa que aprieta el caño y colapsa, no pasa más gas. Eso es inmediato, rápido, corta justo en el momento del siniestro. Las redes de acero se manejan con válvulas, con una llave de acceso», concluyó, en referencia a las tragedias ocurridas por fallas relacionadas con el gas.

Después de la cátedra sobre conexiones de gas que brindó Terragni, lo único que queda claro es que existe una “negación” de las problemáticas en torno al suministro de gas de algunas instituciones provinciales. Está bien comunicar que hay cosas que funcionan bien, pero del mismo modo y siendo autoridad competente, mejor es ser responsable ante la realidad, que a veces demuestra lo contrario.

¿Qué opinas de esta nota?