ABANDONARON a un BEBÉ recién nacido en una caja de zapatos

Ocurrió en La Coruña, España. El bebé es un varón y se encuentra en buen estado de salud.


Imagen ilustrativa

En una caja de zapatos. Así apareció abandonado el pasado día 13 de septiembre un recién nacido en el lateral del pabellón de Tarrío (Culleredo), en A Coruña, España. El bebé, un varón, tenía el cordón umbilical recién cortado y todo apunta a que la madre acababa de dar a luz en casa hacía unas horas.

La alerta la dio una mujer, supuestamente amiga de la madre, que llamó a la Guardia Civil para avisar del punto exacto en que había sido dejado el niño. Una vez que los agentes se trasladaron allí y localizaron al bebé, que afortunadamente tenía buen aspecto a pesar de que el sol ya empezaba a darle fuerte en el interior de la caja, llamaron al 061, y tras hacerle las primeras exploraciones, siguieron el protocolo habitual de trasladarlo al Hospital Materno Infantil de A Coruña. Allí, en el servicio de Neonatología, los médicos decidieron que debía ser ingresado durante unos días, pese a que en general el estado de salud del recién nacido no presentaba complicaciones. Pero todo cuidado debe ser extremo.

Cuando se da un caso claro de desamparo como este, el servicio de Trabajo Social del hospital recaba la información necesaria sobre el bebé y se pone en contacto inmediatamente con Política Social de la Xunta de Galicia, al mismo tiempo que el médico notifica un parte de lesiones al juzgado de guardia para que siga el trámite oficial.

En este caso, dado que el bebé estaba bien, se intentó, como suelen hacer siempre, que el niño estuviese el menor tiempo posible en el hospital, sobre todo para evitar posibles complicaciones con el covid. Desde el momento en que se le da el alta, puede haber dos opciones para su futuro, siempre que la madre no lo reclame: que una familia de acogida se haga cargo para intentar que el niño no sea «institucionalizado»; o que pase un tiempo en el hogar infantil de la Xunta a expensas de que su progenitora se haga cargo. Puede ser el caso de este bebé, puesto que tanto la Guardia Civil como Política Social sospechan quién es la madre, que tiene más hijos y todavía es posible que se arrepienta de dicho abandono.

De todas formas, desde Trabajo Social del Materno especifican que no es habitual que se den abandonos tan claros como este -suelen tener uno o dos durante el año-, aunque desgraciadamente tienen que atender también sospechas de malos tratos y negligencias graves en otros menores. Asimismo, desde este mismo servicio recuerdan que, ante situaciones desesperadas, siempre se informa de procedimientos de adopción y añaden que es mucho mejor que dejen al recién nacido en un lugar seguro como el hospital.

La Voz de Galicia

¿Qué opinas de esta nota?