Un peluquero deja todo para que el mundo conozca San Juan y su gente

Viajará hacia los lugares menos conocidos por el turismo, charlará con la gente y todo lo registrará con una cámara para subirlo a las redes sociales. Lo hará en una furgoneta Renault 4, modelo 70 que él le puso de nombre «Zonda». A sus 48 años decidió cumplir este sueño que comenzará la semana que viene.


Gustavo Peña (48) es peluquero y tiene una barbería en San Martín, departamento donde vive. Hace tiempo que quiere cumplir el sueño de salir a conocer lugares y paisajes que el turismo aún no llega. La gira comenzará por San Juan y, según sus cálculos durará más de un mes, luego emprenderá viaje hacia el Sur del país. La travesía lo hará en un Renault 4 furgoneta del año 70 que compró exclusivamente para viajar, luego de haber vendido un Renault 4, modelo 82, el auto anterior que tenía.

«La idea es hacer el viaje por etapas. Me gustaría ir por todo el país, pero primero haré San Juan. La idea es entrar a pueblos pequeños, lugares que no son tan conocidos, conversar con sus habitantes, que me cuenten sus historias, cómo viven, involucrarme un poco con esa gente. Esa es la idea del viaje, además de conocer, por supuesto», contó Peña a DIARIO MÓVIL, mientras esperaba que terminaran de plotearle el vehículo que lleva el nombre de «Zonda» ya que la travesía comienza la semana que viene, entre lunes y martes.

Con una cámara, registrará cada lugar, cada momento y cada testimonio y todo lo subirá a al canal de YouTube «Zonda y yo por América». También compartirá el contenido por Instagram y Facebook.

Una vez que termine el recorrido por San Juan, volverá a su casa, a su barbería, por unos meses para organizarse nuevamente para luego emprender viaje hasta Ushuaia.

«Tengo muchas ganas de cruzar a Chille, hacer la carretera Austral. Después vuelvo a San Juan para organizarme nuevamente y volver a salir hacia el Norte del país».

La construcción de «Zonda»

«Un cliente me pasó el dato del furgón que lo vendía una señora, lo fui a ver y me encantó, es un poco más viejo, pero me puedo organizar mejor», contó el peluquero.

En la parte mecánica, decidió dejarle el motor original y le hizo tren delantero, amortiguadores y batería.

«En el interior venía todo chapa. Le saqué los asientos y le puse un aislante termoacústico por dentro, en piso, techo y paredes», comentó.

Una vecina le dio cajones de verdura y con esa madera revistió las paredes, como si fuera machimbre. Del mismo modo, un amigo que trabaja en una bodega le dio las maderas que quedan en desuso luego de que las sacan de las piletas y armó la cocina y la base de la cama.

«Dos amigos me ayudaron a hacer un portaequipaje en el techo del vehículo y otro amigo de Córdoba que tiene una empresa de energía alternativa y me trajo un kit de panel solar», señaló Gustavo Peña.

Así, con todo listo, se dispone a emprender esta aventura que hace tiempo la viene planificando y soñando.

 

 

 

¿Qué opinas de esta nota?